En Colegio Rébsamen cobraban por todo y no entregaban recibos: padre de familia

“No nos vamos a cansar, no quiero un departamento en Nueva York ni nada. Mi única pretensión es decirle a mi hijo que a la próxima escuela a la que vaya será segura”, dijo el padre de familia. 

Regeneración, 13 de octubre de 2017.- En entrevista con Excélsior, Eduardo Zamora, padre de un alumno del colegio Enrique Rébsamen, dijo que la administración de la escuela les exigía pagar en efectivo distintos servicios educativos y no les entregaban ningún tipo de factura o recibo por los cobros, por lo que no descartó que la institución evadiera el pago de impuestos.

“Por los libros, por los que pagamos cuatro mil 500 pesos, no te daban factura; de los talleres no te daba factura y de la colegiatura, a menos de que le insistieras mañana, tarde y noche, te daban factura”, dijo.

LEER MÁS:  Sale del hospital última sobreviviente del 19-S

Por ello, el padre de familia cuestionó la procedencia del dinero con el que la dueña del Rébsamen, Mónica García Villegas, paga a su representante legal, Javier Coello Trejo.

“¿Cómo paga una maestra, la dueña de un negocio, los servicios de un abogado así? Pues réstenle a 120 (mil pesos) seis mil y se quedó con 112 mil, no pagando impuestos”, dijo el hombre refiriéndose al costo de las pólizas de seguro colectivo que adquirió la escuela y los cobros que se les hacían a los padres.

Además, Eduardo Zamora dijo que García eligió bien a Coello Trejo para que fuera su abogado y que esa decisión llevó a los padres a unirse aún más y seguir luchando para que se castigue a los responsables de las presuntas omisiones en la construcción del inmueble que dejó sin vida a 26 personas. 

LEER MÁS:  “Si tu casa blanca vendieras, Juchitán se reconstruyera”, reclama niña a Peña Nieto

“Lo digo a título personal: Mónica hizo una muy buena decisión, pero nosotros también tomaremos muy buenas decisiones para los cinco, diez o 50 padres que estemos en esta lucha; lo decidiremos en conjunto”, aseveró.

Agregó “No nos vamos a cansar, no quiero un departamento en Nueva York ni nada. Mi única pretensión es decirle a mi hijo que a la próxima escuela a la que vaya será segura y que encontramos la verdad. Que no suceda como la guardería ABC, que a ocho años de la tragedia hay muy pocos responsables con cargos menores”.

Además, exigió que las autoridades educativas informen qué pasará con la situación de sus hijos.

“Existen muchas interrogantes, pero no hay ninguna respuesta a los padres de familia a un mes de la tragedia. Es necesario que las autoridades informen de qué manera se va a ayudar a las personas afectadas, ya que todavía existen niños hospitalizados”.

LEER MÁS:  Usuarios del Metro tunden a asaltantes

 

 

 

Con información de Excélsior

Comentar con facebook