Es una crueldad que gobierno de Trump separe familias migrantes: sheriff de Arizona

Tony Estrada, de origen mexicano, dice que no es fanático del presidente Trump y que tampoco comparte su idea del muro fronterizo. 

Regeneración, 27 de diciembre de 2017.- Marco Antonio Estrada es sheriff de la policía en Arizona, pero no es como los demás agentes. Él nació en Nogales, México y fue criado al norte de la frontera, por ello tiene un punto de vista diferente sobre la migración.

El hombre de 74 años dice que no es fanático del presidente Donald Trump y que tampoco comparte su idea de dividir la frontera con un muro y menos sus restricciones sobre la migración.  

En los últimos meses, el sheriff se ha convertido en un fuerte crítico de Trump y de sus políticas migratorias que han originado que las detenciones de migrantes lejos de la frontera se han disparado.

Cabe mencionar que los arrestos por parte del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos aumentaron en 40% comparado con el mismo período del año anterior.

LEER MÁS:  Steve Bannon dejará la dirección de Breibart, el portal de ultraderecha que apoya a Trump

En la cárcel que Estrada administra en Santa Cruz, los inmigrantes que hayan sido acusados o convictos de delitos graves son retenidos hasta que puedan ser entregados a las autoridades federales.

El agente indicó que bajo el mandato de Barack Obama las cosas eran diferentes pues se trataba a los migrantes de forma más humana. Se ignoraba a los que simplemente estaban en el país sin permiso y se concentraban más en ir contra quienes cometieron delitos graves.

“Hay maneras de hacer cumplir la ley con compasión”, dijo.

“El gobierno debería concentrar sus esfuerzos en combatir a los verdaderos delincuentes y al tráfico de drogas”.

Estrada cumple su séptimo periodo en la policía y dice que posiblemente no vuelva a postularse de nuevo al cargo. Cumplirá 50 años al servicio de la ley el último día de 2017, la mitad de ese tiempo en el Departamento de Policía de Nogales, Arizona, y la otra mitad como el jefe policial del condado.

LEER MÁS:  Trump: DACA está 'probablemente muerto'

En 1944, Estrada era un niño que junto con su madre y tres hermanos más, llegaron a Arizona para encontrarse con su padre, quien recibió autorización para que los trajera a Estados Unidos. En las décadas subsecuentes narra haber visto la destrucción de muchas familias debido a las políticas de inmigración de Estados Unidos.

“Lo peor crueldad que un gobierno puede hacer es separar a las familias, a los hijos de los padres, a las esposas de los esposos”, declaró y argumentó que tiene más sentido mantener a los migrantes que son productivos en EU y vigilarlos, en lugar de separarlos de sus familias.

Estrada aseguró que el muro fronterizo de Trump sólo es un desperdicio de dinero porque es “imposible” construir una estructura eficaz en un terreno con una geografía complicada.

LEER MÁS:  Hispanos y defensores de dreamers terminarán ‘enamorándose de mí’: Trump

“La gente desesperada encontrará siempre una forma para pasar”, dijo.

“Hay bolsones de pobreza en nuestra propia nación, y estamos pensando en construir un ‘muro enorme y bello’”, dijo Estrada.

“Todas nuestras prioridades están jodidas”.

 

 

 

Vía La Jornada

Comentar con facebook