Futbolistas mexicanas se mudan a Islandia para vivir su relación sin prejuicios

Bianca Sierra y Stephany Mayor, dos seleccionadas mexicanas de futbol que jugaron la Copa del Mundo en 2015 fueron ofendidas cuando dieron a conocer su relación, por ello, decidieron partir a Islandia y vivir su amor sin prejuicios ni tabúes

Regeneración, 6 de julio de 2017.- Bianca Sierra y Stephany Mayor, dos seleccionadas mexicanas de futbol que jugaron la Copa del Mundo en 2015 narraron al diario The New York Times cómo enfrentaron miles de prejuicios en México luego de dar conocer su relación homosexual, situación por la que decidieron mudarse a Islandia, donde se siente aceptadas y valoran su trabajo sin importar su preferencia sexual.

En 2016, las futbolistas dieron a conocer su unión de forma pública en Twitter y luego de publicar una selfie recibieron varios comentarios insultantes.

“No quiero que un par de machorras me representen. Dan asco” o “En mi barrio ya las hubiéramos quemado”.

“No pensé que le importara a tanta gente”, dijo Mayor. “No estábamos haciendo nada malo y sientes tristeza y enojo que estén diciendo cosas que están fuera de lugar”.

LEER MÁS:  Islandia clasifica a su primer Mundial, la mayoría son jugadores amateur

Sierra agregó: “A mí me sorprendió que todos los comentarios malos estaban en español; en inglés todos eran comentarios positivos”.

Sierra y Mayor comentaron que durante su vida laboral en México, en una charla técnica durante un torneo previo a la Copa Mundial, en Chipre, el entrenador de la Selección Mexicana femenil, Leonardo Cuéllar convocó a las jugadoras para una reunión sobre las reglas del equipo. En medio de un discurso sobre cómo no deben tomar alcohol y que deben ser cuidadosas al usar redes sociales, hizo un comentario que las jugadoras sintieron como una referencia explícita a su relación:

“A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros”, recordó Mayor sobre la conversación. Y, aunque el entrenador no dijo sus nombres, Sierra y ella eran la única pareja en el equipo, todas supieron a quiénes estaba dirigida la orden de Cuéllar.

LEER MÁS:  Islandia clasifica a su primer Mundial, la mayoría son jugadores amateur

Pese a los comentarios de Cuéllar, ambas jugadoras decidieron quedarse en la selección para el Mundial de Canadá de 2015 porque dijeron que sí se sintieron respaldadas y aceptadas por sus compañeras. Pero, después de la copa, les incomodó seguir jugando bajo la dirección de Cuéllar.

Las dos futbolistas buscaron nuevas oportunidades profesionales, y lograron ser contratadas en el equipo Thor-KA de Islandia, donde se sienten aceptadas.

“Desde el principio sentimos que aquí valoraban nuestro trabajo, nos valoraban como futbolistas, sin prejuicios”, dijo Sierra.

“Hay muchos tabúes en México para hablar de la sexualidad”, mencionó Mayor. “Hay cosas que no se hablan, es algo yo creo cultural, no es fácil abrir tu relación”, dijo.

El entrenador de Thor-KA, Halldor Jon Sigurdsson, describió a Sierra como una “máquina” y dijo que Mayor tenía una “mente para el fútbol increíble”.

LEER MÁS:  Islandia clasifica a su primer Mundial, la mayoría son jugadores amateur

“Y si Fany es la persona a la que ama, entonces obviamente se va a sentir fantástica”.

Ahora, ambas jugadoras, han sido convocadas por el nuevo entrenador de la Selección femenil, Roberto Medina, para jugar un amistoso en Suecia en los próximos días.

Con información de The New York Times

Comentar con facebook