Gaza ya no es un lugar habitable, lamenta agencia de Refugiados de ONU

Gaza: Gente “desesperada, hambrienta y aterrorizada”, dijo el responsable de Agencia de Naciones Unidas para Refugiados de Palestina en Oriente Próximo

Gaza: Gente “desesperada, hambrienta y aterrorizada”, dijo el responsable de Agencia de Naciones Unidas para Refugiados de Palestina en Oriente Próximo

Regeneración 14 de diciembre de 2023. La agencia de noticias de Naciones Unidas subrayó que Gaza ya no es “un lugar habitable”.

Además, señala que la gente está “desesperada, hambrienta y aterrorizada”, sostuvo el responsable de UNRWA, la Agencia para los Refugiados Palestinos, que acaba de visitar la Franja.

ONU

Por otra parte, el portal de la ONU precisó que tras 69 días de guerra, más de un millón de palestinos han huido al sur, a Rafah, en la frontera con Egipto.

LEER MÁS:  Revelan la imagen más conmovedora en premio Word Press Photo 2024

Así, Philippe Lazzarini dijo en rueda de prensa que la ciudad, que ha cuatriplicado su población, no tiene las infraestructuras necesarias.

Por otra parte, los más “afortunados” se refugian en escuelas y almacenes de UNRWA totalmente masificados y sin condiciones sanitarias.

Sin embargo, miles de personas en Gaza están en la calle, bajo tiendas improvisadas, viviendo “en el frío, en el barro y bajo la lluvia”.

LEER MÁS:  Estados Unidos se deslinda de los ataques de Israel a Irán

Lazzarini señaló que, por muy difíciles que fueran las condiciones en la Franja, los gazatíes “nunca habían pasado hambre”.

Hambre

-“La gente para los camiones, agarra la comida y se la come allí mismo. Así de desesperados y hambrientos están. Esto lo vi con mis propios ojos”.

Así, explicó, aclarando que no se trata de casos de desvío de ayuda, sino actos de pura desesperación en Gaza, señala el portal.

Por otra parte, se destaca que una de las refugiadas explicó a UNRWA que ahora vive junto a 24 personas en una tienda improvisada.

Esto es, que no tienen mantas o colchones y el agua entra en el refugio. Su hijo de dos años y su sobrina, de un año y medio, están enfermos y no tienen medicinas.

“La lluvia nos moja y no tenemos nada para protegernos. Anoche entró el agua. Tenemos que subir a los niños en escaleras”, relató, se indica.