Compartir

“Estaban en las condiciones de vida y de pobreza más tristes que haya visto”, dijo el jefe de la Policía de Taos, Nuevo México

BBC Mundo

Regeneración, 6 de agosto de 2018.-Once niños que van desde el año de edad hasta los 15 años fueron rescatados de un extraño “campamento” localizado en el condado de Taos, Nuevo México, en el suroeste de Estados Unidos.

La policía investigaba el secuestro de un niño de 3 años. El sitio al que llegaron como parte de las indagaciones superó su capacidad de asombro:

“He sido policía durante 30 años y nunca vi algo como esto. Es increíble”, dijo el jefe de policía Jerry Hogrefe, del condado Taos

Los 11 niños se encontraban en condiciones de miseria y desnutrición el viernes pasado que sucedió el hallazgo.

Los pequeños tenían apenas unas papas y arroz para comer, no tenían agua, ni zapatos y vestían ropa vieja y sucia.

LEER MÁS:  Niña de 6 años usa tarjeta de su mamá para comprar juguetes en Amazon

Estaban viviendo en un remolque en medio del desierto de Nuevo México, cerca de la localidad de Amalia.

“Parecían refugiados del tercer mundo”, dijo Hogrefe.

Cinco adultos fueron encontrados en el lugar, incluidos dos hombres fuertemente armados con un rifle AR15, cinco cargadores de 30 cartuchos y cuatro pistolas cargadas, informó la oficina del alguacil.

La policía registró el lugar como parte de una investigación de varias semanas por el secuestro del hijo de uno de los detenidos identificado como Siraj Wahhaj.

Las autoridades recibieron un mensaje de auxilio a través de una tercera persona que decía: “Estamos hambrientos. Necesitamos comida y agua”.

Un equipo especial de investigadores entró en acción y allanaron el remolque, que era un punto sospechoso en sus investigaciones.

Sin embargo, hasta ahora no es claro cómo terminaron en ese lugar los 11 niños y las tres mujeres adultas, quienes podrían ser madres de algunos de los menores hallados.

LEER MÁS:  Demócratas perfilan primer congresista musulmana y américo-palestina

“Se les veían las costillas”

La policía describió el sitio del cautiverio de los niños como un pequeño remolque semienterrado y cubierto con plástico, rodeado por neumáticos, sin agua corriente ni electricidad.

Hogrefe dijo a ABC News que los niños “estaban tan delgados que se les veían las costillas. Tenían muy poca higiene y estaban muy asustados”.

“Les dimos a los niños nuestra agua y los refrigerios que teníamos. Estaban en las condiciones de vida y de pobreza más tristes que haya visto”.

Los dos hombres armados fueron identificados como Lucas Morten y Siraj Wahhaj, los cuales fueron arrestados en el lugar.

“Sabíamos que era probable que los ocupantes estuvieran fuertemente armados y eran considerados extremistas de la creencia musulmana”, dijo la oficina del alguacil en un comunicado.

LEER MÁS:  Mochilas pesadas deforman las columnas de los niños

Pese a la posible peligrosidad de los hombres armados, durante el allanamiento nadie resultó herido.

Morten fue acusado de albergar a un fugitivo, Wahhaj, mientras que éste último fue puesto bajo arresto sin fianza por secuestro de niños.

Entre los 11 niños encontrados no estaba el hijo de Wahhaj, identificado como AG Wahhaj, de 3 años de edad.

Se cree que pudo haber estado ahí en las semanas anteriores.

Las tres mujeres que estaban viviendo en el remolque también fueron detenidas, pero quedaron en libertad temporal luego de ser interrogadas.

Hogrefe dijo a ABC News que parecía que a las mujeres y a los niños “les lavaron el cerebro y sentían una gran intimidación por parte de los hombres que tenían el control de este lugar”.

Los 11 niños fueron atendidos médicamente y enviados a resguardo de los servicios sociales locales.

Con información de BBC Mundo

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook