Histórico: Colima reconoce derechos de la naturaleza en Constitución

Colima legisló que «ningún interés, ya sea económico o político, deberá estar por encima de los intereses y los derechos de la naturaleza»

Regeneración, 16 de junio del 2019. Con 21 votos a favor, el día de hoy los diputados del H. Congreso del Estado de Colima han aprobado el decreto que reforma la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima para reconocer los Derechos de la Naturaleza.
Esta iniciativa fue presentada en el pleno del recinto legislativo por la diputada de MORENA, Blanca Livier Rodríguez Osorio el pasado 13 de febrero.
Reforma los artículos 2 y 16 de la Constitución Local, englobando diversas disposiciones, entre las que se señala que:

La naturaleza, conformada por todos sus ecosistemas y especies como un ente colectivo sujeto de derechos, deberá ser respetada en su existencia, en su restauración y en la regeneración de sus ciclos naturales, así como la conservación de su estructura y funciones ecológicas (…)»

«(…)La biodiversidad, los ecosistemas naturales, el patrimonio genético y las especies nativas son bienes comunes y de interés público, por lo que su aprovechamiento será en los términos que la ley lo señale; su protección, preservación y recuperación es corresponsabilidad entre los sectores público, privado y social”.

También se lee:

LEER MÁS:  Marina invita actividades culturales en el Zócalo y la Alameda Central

“El Estado promoverá el derecho al uso y acceso a las ecotecnologías aplicadas que garanticen el uso de los recursos naturales de manera limpia y cuyo objetivo sea satisfacer las necesidades humanas minimizando el impacto ambiental”.

Sobre esta reforma constitucional,  Blanca Livier, que también es presidenta de la comisión de Protección y Mejoramiento Ambiental, ha expresado que se debe a dos premisas fundamentales:

Una, que considera que para el reconocimiento de los derechos humanos es fundamental primero reconocer los derechos de la naturaleza.
Subrayó que debemos estar conscientes de que toda especie y todo ecosistema están profundamente entrelazados en nuestro planeta.
En segundo lugar que ningún interés, ya sea económico o político, deberá estar por encima de los intereses y los derechos de la naturaleza.
Considera también que estos derechos deben contemplarse como una ampliación del propio derecho humano a un medio ambiente sano.
Añadió que es nuestro deber protegerlo y a su vez disfrutarlo de manera responsable y sostenible, encontrando entonces un “derecho recíproco” entre humanidad y naturaleza.

LEER MÁS:  40 mil millones adicionales a salud en 2020: AMLO
También se reconoce a animales como seres sintientes

La legisladora también expuso que en el dictamen se reconoce a los animales como seres sintientes, es decir, se entienden como seres  susceptibles de sentir, y para evitar que sean afectados o dañados se prevé como una responsabilidad de todos y todas su protección, cuidado y conservación.
Así entonces, con este paso vanguardista en materia jurídica en la definición y distinción de los denominados derechos de cuarta generación, Colima se une a una selecta lista de estados como Guerrero y CDMX en territorio nacional, y como Colorado en los Estados Unidos.
Mismos que a su vez siguen el ejemplo de Ecuador, primer país en hacer lo propio en sus constitución federal.
Además, existen otros casos similares así en el mundo, de naciones como Nueva Zelanda y Colombia, por ejemplo, que otorgaron personería jurídica a sus ríos Whanganui y De la Plata, respectivamente.
derechos naturaleza
 

LEER MÁS:  Familiares de Mario Villanueva piden a AMLO indulto por salud
cargando...