Hombre fingió su muerte para evadir la justicia; lo hallan hospitalizado por Covid-19

Un hombre fingió su muerte para evitar los cargos que enfrentaba por abuso sexual y lo detuvieron tras ser hospitalizado por Covid-19

El sujeto utilizó nombres falsos para pasar desapercibido

Regeneración, 14 de enero de 2022. Un hombre fingió su muerte para eludir un proceso legal en su contra con motivo a un abuso sexual que cometió.

Aunque intentó evadir los cargos, tiempo después, el prófugo fue detenido mientras recibía atención médica por Covid-19.

Según información de NBC News, el hombre identificado como Nicholas Rossi utilizó varios nombres similares al original para pasar desapercibido.

Rossi era buscado por la Policía de Utah en Estados Unidos tras ser acusado de abuso sexual en 2008, además de un ataque cometido en 2018.

LEER MÁS:  Salud reconoce a pueblos indígenas por su orden durante la pandemia

El fiscal del Condado de Utah aseguró en un que el prófugo seguiría libre si no se hubiera contagiado de Covid-19.

Por otra parte, el comunicado de las autoridades mencionó que las redes sociales ayudaron a localizar a Nicholas Rossi.

«Puede que la gente no sepa dónde estás, pero con las redes sociales, el mundo es tan pequeño» mencionó el fiscal del Condado de Utah.

¿Cómo fue que el hombre pasó desapercibido?

NBC News informó Nicholas Rossi fue hallado con los nombres Arthur Knight, Nicholas Alahverdian y Nicholas Alahverdian Rossi.

LEER MÁS:  Para elecciones 2023 Morena obtendrá el mayor financiamiento

Tras dar con su identificación, la policía pudo encontrarlo en necesitado de atención médica debido a la enfermedad de Covid-19.

En 2018, Nicholas Rossi habría viajado a Escocia, donde al poco tiempo se dijo que había fallecido un 29 de febrero al otro lado del mundo.

«Huyó del país para evitar el enjuiciamiento e intentó hacer creer a los investigadores y legisladores estatales en otros estados que había fallecido»

menciona el comunicado

Finalmente, las autoridades informaron que el hombre fue localizado por la Oficina de Investigaciones del Estado de Utah.