Compartir

Megagranja porcina de 49 mil cerdos se ubica sobre los cenotes sagrados de Homún donde se extrae el 42% del agua de Yucatán y el 19% del agua de toda la península 

Llaman a clausura simbólica el 21 de septiembre para manifestar repudio a este atentado a la vida

Regeneración, 19 de septiembre del 2018. Nuestros temores se han hecho realidad, los primeros cerdos han sido introducidos a la mega granja porcícola de Homún y la salud de todos los habitantes de la península esta en riesgo. Llaman a clausura simbólica.

La agrupación civil Ka´anan Ts´onot (Guardianes de los cenotes) y pueblo maya de Homún “nos piden nuestro apoyo para con esta causa, que nos concierne a todos, convocando a asistir el próximo viernes 21 de Septiembre a la CLAUSURA SIMBÓLICA de la mencionada mega granja para manifestar nuestro repudio a esta imposición que atenta contra la voluntad de la comunidad y la vida misma”.

Ambientalistas señalaron que el punto de reunión es la colonia “Las 5 calles” del municipio de Homún desde donde saldrá la caravana rumbo a la mega granja a las 12 del medio día.

Recordaron que esta construcción albergará 49 mil cerdos al año y que fue construida justo encima de la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes de la cual se extrae el 42% del agua que se aprovecha en el estado y el 19% del total en la península de Yucatán.

Lo anterior pone en riesgo “la salud de todas las personas que de esta agua dependen, además del acceso al agua para toda la zona metropolitana de la capital del Estado, tanto como el bienestar económico del pueblo de Homún y la flora, fauna y las aguas de dichas reservas”, denunciaron.

LEER MÁS:  Mega granja porcícola impide inspección judicial en Homún, Yucatán

Relataron que el mencionado proyecto está a nombre de Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO), “empresa que pertenece a los dueños de Grupo Sipse y que está conformada por 14 socios, la mayoría relacionados por parentesco, y fue aprobado por la Secretaria del Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA) pese a presentar graves irregularidades en su Manifestación de Impacto Ambiental”.

Denunciaron que el gobierno saliente, faltando a la ley y a su deber con el pueblo, paso por alto la autoconsulta realizada por los pobladores de Homún en la que la mayoría resultante manifestó rechazo a la mega granja.

Agregaron que ello viola “lo establecido en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en cuanto a megaproyectos en su territorio”.

En su llamado dijeron: “No dejemos que aprovechen la transición gubernamental para imponernos un proyecto de muerte, esto tiene culpables con nombres y el pueblo esta gritando un rotundo ¡NO! a la megagranja”.


Homún,Yucatán: Peligran cenotes por permiso a mega porcicultora

50 mil cerdos en 100 hectáreas a 8 kilómetros de Homún, zona de cenotes y reserva ecológica. Se autorizó sin consulta y serias irregularidades en permisos

Regeneración, 12 de febrero del 2018. “El colectivo Ka’anan Ts’onot (Guardianes de los Cenotes) realizó el viernes una clausura simbólica de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Yucatán (SEDUMA) para protestar por la instalación de una granja porcícola en la zona de cenotes de esa entidad”.

LEER MÁS:  Ultimátum de juez a granja porcina y carta de guardianes de cenotes

La conocida reserva y sitio eco turístico es un área protegida en donde no deben existir ese tipo de industrias, en este caso, la porcícola, entre otros problemas por el peligro de contaminación de los mantos freáticos.

Los opositores señalan que mismo funcionarios defienden la instalación de la granja y que alegan que los mayas contaminan más con sus propias granjas.

“Las y los pobladores desmintieron que posean granjas de cerdos, y ratificaron que seguirán luchando legalmente para impedir la instalación de la granja de la empresa Kekén, ya que causaría importantes daños al ambiente y, específicamente, al agua”.

“Estamos esperando que nos diga el Juez su sentencia, pero no esperamos mucho, ya hablamos con él y se ve claro que su interés es por el empleo ¡pero el de la granja! ese empleo le importa mucho más que el pueblo y el medio ambiente y no hay ninguna sentencia en la historia de Yucatán donde se reconozca la Libre Determinación del pueblo maya. Hay que esperar”, advirtieron.

El colectivo de pobladores ha denunciado que no se respetó su derecho a la consulta: “Después de la consulta que organizamos en octubre, en la que el pueblo dijo NO a la megagranja, fuimos a notificar al gobierno nuestra decisión y, además, pusimos las demandas que faltaban pues ni siquiera nos habían dejado ver el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que SEDUMA aprobó”, señaló.

“El pueblo maya tiene ese derecho, si no lo saben quienes hacen las leyes, pónganse a estudiar”, afirmaron.

LEER MÁS:  Mega granja comienza a sacar sus cerditos de zona de cenotes

Contraviniendo las normas y la ley,  la empresa “Producción Alimentaria Porcícola” construye en un espacio de 100 hectáreas y a solo 8 kilómetros de Homún,  una mega granja porcícola para 45,000 cerdos.

La empresa Producción Alimentaria Porcícola no cuenta con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) por parte de la SEDUMA. Ignorando también que el Gobierno Estatal declaró zona natural protegida como reserva estatal hidrológica. Sin embargo,  la construcción sigue adelante sin que ninguna autoridad municipal, estatal o federal lo impida.

Los ejidatarios, legítimos beneficiarios de los cenotes, no están dispuestos a permitir la destrucción de su entorno que además se ha convertido en una actividad productiva a través del turismo, que genera empleo para más de 100 pobladores y que tiene buenas perspectivas a futuro.

Por la experiencia, los ejidatarios se niegan a construcción de la granja pues han visto como en nuestro país no se respeta la ley y se violan todas las normas, en este caso dudan mucho que la granja cuente con planta de tratamiento para aguas residuales y esto, aseguran dañaría el manto freático pues nuestra superficie es de manera especial, porosa (Kárstica)  por otro lado están muy disgustados porque no se les consultó, el presidente municipal Enrique Echeverría Chan de forma ilegal y prepotente, concedió los permisos de construcción y uso de suelo en el mes de Octubre de 2016 y en Junio de este año se vio obligado a revocarlos dada la presión que ejercieron los ejidatarios.

La situación actual es que la empresa Producción Alimentaria  Porcícola, demandó al Ayuntamiento y al alcalde.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook