Compartir
La auditoría y el presupuesto participativo son un principio democrático, significa que la colectividad es partícipe del destino de los dineros públicos y se rinden cuentas públicas

Por Gabriel Ramírez Cuevas

Regeneración, 18 de diciembre del 2018. La auditoría pública y el presupuesto participativo, corresponde al derecho a decidir los destinos de los dineros públicos y rendir cuentas.

Se trata entonces de señalar una práctica social que exige a gritos la autopista de la información.

En la era de la información la falta de transparencia en el ejercicio de recursos o la verticalidad en las decisiones sustantivas se muestran como atrasos historicos.

La transparencia en la utilización de recursos se concibe en tiempo real, incluye comprobante financiero y evidencia (escrita, fotográfica, etc).

El otro aspecto, el de la participación colectiva en la construcción del ejercicio presupuestal, es un planteamiento del sistema de calidad.

E incluso está plenamente identificado dentro de lo que se conoce como normas ISSO-9000 y familia.

Se trata de la participación del conjunto de los involucrados en el proceso, en cualquier proceso, para tener resultados de calidad.

La era de la información provee a la democracia de herramientas de participación colectiva a todos los niveles, desde la construcción de las ideas colectivas hasta su materialización.

Por ello es que con motivo del debate del presupuesto nacional para universidades o cultura, ha develado ese aspecto esencial de la vida democrática.

Por un lado con relación al presupuesto a las universidades, AMLO señaló en Hidalgo que cumplirá sus compromisos y que no reducirá el presupuesto.

Y al mismo tiempo, sectores de la opinión pública se pronuncian por la auditoría a las universidades.

Existe un descontento con el uso real que se le da a esos recursos.

Un descontento con el destino real del presupuesto para educación en las instituciones de educación pública.

Se revelan un aspecto necesario de la autonomía, la participación de las comunidades universitarias en la planeación democrática del ejercicio presupuestal.

Un presupuesto participativo, con el involucramiento de las comunidades mejorará sin duda la calidad de la educación.

Se trata de la fiscalización y mejora continua del ejercicio presupuestal de las Instituciones de Educación Superior (IES).

Existen muchísimos métodos, formas y modalidades de participación, fiscalización y mejora continua de las universidades.

Lo cual es desde luego para cualquier organismo autónomo, descentralizado, desconcentrado, etc.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook