Compartir
El Papa describe la homosexualidad dentro de seminarios, conventos y otros sitios religiosos como “un asunto muy grave”
papa francisco iglesia católica curas pederastas abuso infantil
El papa Francisco durante su visita a Irlanda. A un lado, un cartel dice: “El papa, jefe de la red de pedófilos más grande en la historia de la humanidad”.

Regeneración 4 de diciembre del 2018.-El papa Francisco dice “me preocupa” tener homosexuales en el clero, declara que algunas sociedades están considerando a la homosexualidad un estilo “de moda”.

El portal del diario italiano Corriere della Sera publicó el fin de semana fragmentos del libro en forma de una entrevista ofrecida por Francisco sobre las vocaciones religiosas.

El Papa describe la homosexualidad dentro de seminarios, conventos y otros sitios religiosos como “un asunto muy grave”.

“En nuestras sociedades, parece incluso que la homosexualidad está de moda. Y esa mentalidad, de cierta manera, influye en la vida de la Iglesia”, dijo Francisco a su entrevistador, el sacerdote misionero español Fernando Prado.

El libro, basado en cuatro horas de conversaciones que tuvieron ambos en agosto en el Vaticano, será publicado la semana próxima en 10 idiomas.

Su título en español es La Fuerza de la Vocación.

Francisco reiteró pronunciamientos pasados del Vaticano sobre la forma en que se seleccionan a los jóvenes seminaristas, diciendo: “debemos prestar mucha atención a la madurez humana y sentimental” cuando se entrena a futuros sacerdotes.

Por separado, la agencia noticiosa italiana ANSA citó a Francisco en el libro, comentando sobre clérigos que le han dicho que tener a homosexuales en residencias religiosas católicas “no es grave” porque es “solamente una expresión de afecto”.

Ese razonamiento “es erróneo”, respondió Francisco.

“En la vida consagrada y sacerdotal no hay lugar para ese tipo de afecto”, consideró.

Dijo que los candidatos con “neurosis o desequilibrios fuertes” no deberían ser aceptados en el sacerdocio ni en otras formas de vida consagrada.

Aun así, Francisco, cómo lo ha hecho previamente, resaltó que los católicos homosexuales contribuyen a la vida de la Iglesia y que ésta debe recordar siempre que “son personas que viven al servicio de la Iglesia, de la comunidad cristiana, del pueblo de Dios”.

AP

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook