Nace Aquiles Serdán impulsor de la Revolución Mexicana en Puebla

Aquiles viajó a Estados Unidos para apoyar a Madero en la lucha contra la reelección de Díaz. Venía de una familia de luchadores políticos

Regeneración, 2 de noviembre de 2019. Aquiles Serdán Alatriste un político mexicano que destacó por su lucha contra la reelección de los dirigentes, movimiento conocido como antirreeleccionismo.

Su participación en la vida pública le viene de familia, ya que su abuelo había sido gobernador de Puebla y su padre participó en la fundación del Partido Socialista Mexicano.

No fueron los únicos ejemplos de activismo político en su entorno. Su hermana, Carmen, colaboró con él en el apoyo a Madero y en contra de la reelección de Porfirio Díaz.

Incluso tras la muerte de Aquiles, Carmen continuó defendiendo sus ideas liberales, llegando a ser uno de los miembros de la Junta Revolucionaria de Puebla.

La vida de Aquiles Serdán fue muy breve, ya que murió con solo 33 años, acribillado por la policía que buscaba desmantelar la célula rebelde que se estaba formando.

A pesar de eso, le dio tiempo de jugar un papel protagonista en la primera huida de Madero a Texas y en su posterior llamada a las armas.

Años después de su muerte, su figura sería reconocida por el gobierno, que le nombró Benemérito de la Patria.

Por su parte, el padre, que falleció siendo Aquiles muy pequeño, fue uno de los organizadores del Partido Socialista, además de ser un destacado periodista.

Elecciones y huida de Madero

A pesar de las promesas de Díaz, Madero es encarcelado durante la celebración de las votaciones.

Cuando proclaman los resultados y declaran vencedor a Porfirio, este decide liberar al preso. Madero no acaba de confiar en el presidente y decide huir hasta Texas.

Es Aquiles el que va a buscar a Madero hasta los Estados Unidos y se pone a su disposición para comenzar una rebelión. Así, recibe el encargo de organizar el levantamiento en Puebla.

La fecha elegida era el 20 de noviembre de 1910.

Sin embargo, el Gobernador del Estado había recibido informes en los que le detallaban el plan. Los insurrectos se prepararon para adelantar la fecha, pero la policía no les dio mucha opción.

El día 19 de noviembre, varios policías se dirigieron a la casa de los Serdán, donde se encontraba toda la familia y algunos seguidores.

El primer intento de capturarlos fue rechazado, matando el propio Aquiles al coronel al mando.

A partir de ahí, la situación se convirtió en un auténtico acoso.

Los Serdán y sus partidarios intentaron hacerse fuertes en la casa, mientras que la policía se apostaba fuera.

Después de cuatro horas de acoso, el hermano de Aquiles, más varios de sus partidarios, habían muerto.

Después de esa batalla, Aquiles decide esconderse en un nicho que había construido para guardar las armas.

Durante 14 horas, mientras que las mujeres de su familia continuaban plantando cara a la policía, el político permaneció allí, esperando el mejor momento para escapar.

Cuando las fuerzas policiales tuvieron la situación controlada, procedieron a registrar toda la casa.

Sin embargo, en un primer momento no tuvieron éxito e incluso procedieron a pedir más refuerzos.

La situación permaneció igual durante toda la noche. Unos 50 agentes buscaban en la casa, si encontrar nada.

Al día siguiente, 19 de noviembre de 1910, un ruido sobresaltó a los policías que estaban en la planta baja.

Al subir, vieron a 9 de sus compañeros rodeando a un hombre muerto, supuestamente tiroteado al intentar escapar. Era Aquiles Serdán.

cargando...