El curador Gerard van Bussel aseguró que el penacho no se podrá trasladar en al menos diez años

Regeneración, 13 de octubre de 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Beatriz Gutiérrez Müller que insistiera al gobierno de Austria para que prestara a México el Penacho de Moctezuma.

Durante la conferencia matutina, el mandatario comentó que le pidió a Beatriz que insistiera en lo del penacho.

Le dije que no era una misión fácil, que era como una misión imposible porque los austriacos se han apoderado por completo del penacho. No se lo quisieron prestar ni siquiera a Maximiliano, de Austria, que nació en Viena“, comentó AMLO.

Se están haciendo gestiones en Francia, Italia, El Vaticano y Alemania para “obtener códices, piezas históricas y arqueológicas de México que están en otros países.

El Gobierno mexicano emprendió esta labor porque se busca que el próximo año que se cumplen 700 años de la fundacaión de México-Tenochtitlán, 500 años de la invasión colonial y los 200 años de la independencia, estas piezas sean exhibidas.

Postura del Museo de Viena

Por su parte, el curador de las colecciones de América del Norte y Central del Museo Antropológico de Viena, Gerard van Bussel aseguró que el penacho no se podrá trasladar en al menos diez años.

Bussel señaló que el penacho es demasiado frágil, pues esta formado por material orgánico y “cualquier vibración en el aire o la carretera lo destruiría.

El experto del museo Vienés indicó que de 2010 a 2012 se formó un comité de curadores, restauradores y científicos de México y Austria para restaurar el penacho y exhibirlo de nuevo.

Sin embargo, llegaron a la conclusión de que el penacho era demasiado frágil para viajar.

Van Bussel indicó que incluso no se atreven a moverlo de la primera planta donde esta expuesto por miedo a que sufra algún desperfecto.

El penacho de Moctezuma no regresará a México

El penacho de Moctezuma no podrá exhibirse en la nueva exposición “Aztecas” que el Museo Atropológico (Welt Museum) inaugurará este jueves.

Gracias al acuerdo bilateral de México y Austria, los ciudadanos mexicanos que presenten su pasaporte en la entrada del museo podrán ver el penacho de manera gratuita.