Nueva Zelanda deja el PIB, se enfocará en el bienestar de sus ciudadanos

Nueva Zelanda medirá pobreza general e infantil, violencia doméstica, salud mental, identidad cultural, medio ambiente, entre otros

Regeneración, 11 de mayo del 2020. Nueva Zelanda dejará de utilizar el Producto Interno Bruto (PIB) como medida de progreso en el país, se concentrará en el bienestar de la población.

Jacinda Arden, primera ministra, aseguró que si bien el crecimiento económico es importante, éste por sí mismo no garantiza mejoras de los estándares de vida de los neozelandeses.

«Nadie quiere vivir en un país donde a pesar de un fuerte crecimiento económico hay familias sin hogar, el medio ambiente se degrada con rapidez o las personas con problemas de salud mental no reciben el trato que necesitan», añadió.

Ardern defendió cambiar el enfoque tradicional del presupuesto basado en un análisis de coste beneficio «cortoplacista» y centrarlo «en áreas en las que las pruebas muestran que tenemos grandes oportunidades para mejorar el bienestar de los neozelandeses», refiere El Economista.es

LEER MÁS:  AMLO destaca creación de 10 mil empleos formales en primeros días de agosto
BIENESTAR Y AUSTERIDAD 

Jacinda Arden dio instrucciones a sus ministros para que identifiquen áreas en las que se puedan hacer recortes – ente ello, los salarios de altos funcionarios-.

Y elevó el límite de la deuda neta del 20 al 25 por ciento del PIB, lo que ha sido criticado por la oposición conservadora.

A partir del próximo 30 de mayo, el país medirá su prosperidad a un nuevo índice, el del “bienestar de la ciudadanía”, que condicionará la elaboración de los presupuestos.

Una herramienta que medirá pobreza general e infantil, violencia doméstica, salud mental, identidad cultural, medio ambiente, vivienda, vínculos sociales e incluso la rehabilitación de los presos maoríes.

Pese a que Nueva Zelanda tiene un fuerte crecimiento económico se queja de resultados desiguales en los índices de Bienestar para su población y, por ello, deja el PIB.

BIENESTAR A LA MEXICANA

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho referencia a este modelo y propuso el Bienestar a la mexicana.

LEER MÁS:  Promesa cumplida: van 140 Universidades del Bienestar Benito Juárez

“Ya hay un país en Europa que dice que van a cambiar los parámetros y que quieren hacer a un lado lo del famoso Producto Interno Bruto, el PIB, para medir y que van a agregar al crecimiento económico, el bienestar incluso la felicidad de la gente; en eso andamos nosotros, ese es nuestro modelo alternativo, estamos aplicando un modelo propio”.

El Bienestar a la mexicana son las medidas que el Gobierno de México tomará para enfrentar la crisis económica mundial, entre las que se encuentra la reactivación del consumo local.

Antecede a estos dos ejemplos lo que acontece en Butan, que desde 2008, introdujo el indice de felicidad nacional para guiar la política de su gobierno.