Opinión: Lecciones del 2023

Por Ramiro Padilla Atondo

RegeneraciónMx.- Hay una absoluta necedad en la oposición al negar lo evidente; han perdido casi todo. Y lo que no han perdido tiene un fuerte tufo a trampa. Le asignan a Eintein un par de frases que encajan perfectamente en el estado de la oposición , en este momento, solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez, y del universo no estoy tan seguro, o no esperes resultados diferentes haciendo exactamente lo mismo.

Después de la histórica victoria de la profesora Delfina Gomez en la elección del estado de México, en vez de reconocer que han hecho todo lo posible para echar a perder cualquier posibilidad de triunfo en las elecciones importantes, salen con sus matemáticas transnochadas a decir que casi obtuvieron el mismo número de votos en ambos estados, y que la elección el próximo año estará cerrada, cuando la realidad es que el ganador de la encuesta propuesta por Morena será  virtualmente el nuevo o la nueva presidente.

No se necesita ser un genio para saberlo. Está clara la reconfiguración del poder en México. Un partido que se convierte de a poco en fuerza hegemónica versus la desbandada de los políticos de medio pelo. Quizá en la historia moderna de nuestro país no se ha visto una derecha tan famélica como la que existe hoy. En el resto de los países del sur del continente, las fuerzas conservadoras aún gozan de cabal salud. Podemos ver por ejemplo lo que sucede con Gustavo Petro en Colombia, lo que ha sucedido en Argentina o Brasil, en Ecuador con Lenin Moreno, o los intentos infructuosos de una parte de la población chilena por tener una constitución que no sea de extrema derecha.

LEER MÁS:  Recompensa por Ángeles, Liliana y Samantha del Cártel de Tláhuac

En este cambio de paradigma social, debe ser terrible para la derecha saber que no existe dinero suficiente para torcer la voluntad del votante. Por ejemplo, después de los resultados de la elección del estado de México, los famosos troles twiteros salieron a decir que contra todo pronóstico, la elección no tuvo una diferencia de 20 puntos sino de ocho.

A ver, les explico, si la encuesta que expresa de manera natural el deseo de los votantes se recortó a solo ocho puntos, esto quiere decir que todo el capital que le invirtió el prian al estado no les alcanzó para cambiar el resultado de los comicios, solo para acercarse 12 puntos, lo cual de por sí es ya una tragedia mayor para ellos. Ahora imaginen ustedes el escenario en el 2024, donde ya no van a tener dinero en efectivo para operar en 22 de los 32 estados. Recuerden aquel famoso episodio donde un par de trabajadores de Javier Duarte fueron detenidos en el aeropuerto de Toluca con 25 millones de pesos en efectivo para la campaña de Peña Nieto.

LEER MÁS:  Afore Azteca debe más de mil 800 millones por pensiones no reclamadas

¡Que tiempos aquellos Don Simón!

Con la caída del PRI en el EdoMéx se cierra una etapa histórica en la historia de nuestro país, la etapa donde un estado fue semillero de gobernadores multimillonarios.

En cambio Morena que tuvo su convención, da muestra de unidad al anunciar el mecanismo por el cual se elegirá candidato. Eso me parece genial. Son otros tiempos, y esperamos que todo el proceso se conduzca con civilidad, sin confrontaciones. El único pendiente que queda es el plan de gobierno 2024-2030, que me parece muy importante, pero que esperemos que pronto se de a conocer.

Por lo pronto, hago un llamado a la unidad, porque el país es más importante que los egos de algunos.

Nos vemos la próxima semana.

Sigue a Ramiro Padilla en Twitter como @ramiroatondo

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.