Opinión: Vaya presidenciables

Por Miguel Martín Felipe

RegeneraciónMx.-Esta semana ha salido una encuesta levantada por la empresa Rubrum en la que destacan los tres mejores posicionados por parte del Partido Acción Nacional, en lo que a preferencias rumbo a la carrera presidencial se refiere.

Con 24.5%, encabeza las preferencias Ricardo Anaya. Le sigue Lilly Téllez con 16.9%. En tercer lugar se encuentra Santiago Creel con 13.9%.

El PAN se fundó en 1939 con un espíritu totalmente reaccionario, ya que las políticas de corte social que implementó Lázaro Cárdenas fueron consideradas por los católicos fundamentalistas ricos de la época (herederos de la alcurnia colonial) como una afrenta, pues aunque las constituciones de 1857 y 1917 habían dejado sumamente claro el carácter laico de las instituciones, no podían tolerar cuestiones como una educación socialista (asentada en la Constitución gracias a la reforma hecha al Artículo 3 en 1934), la búsqueda de un sistema de salud para los trabajadores o la creación de una nueva gran universidad pública (el IPN en 1936), así como la Ley de Nacionalización, promulgada en 1935, que permitía al Estado legislar sobre los bienes de la Iglesia como propiedad federal.

Por esas mismas épocas, entre 1938 y 1942, circuló un tabloide de 12 páginas (que aspiraba a ser revista) de nombre La Reacción. Su contenido era de total apoyo a Adolf Hitler y su campaña bélica. Entre los colaboradores de dicha revista se cuentan Manuel Gómez Morín, Gustavo Molina Font, Pedro Zuloaga Irigoiti y Manuel Herrera y Lasso.Todos ellos eran fundadores del PAN, anti cardenistas, pero, más importante aún pro hitlerianos.

Sin embargo, los miembros actuales del PAN, al menos aquellos que cobran relevancia en medios gracias a su estridencia y su beligerancia en contra de AMLO, no ostentan ni aquellos supuestos valores de resistencia política en torno a la fe que distinguió a sus fundadores, ni tampoco el espíritu de lucha democrática del finado Manuel Clouthier. Enarbolan banderas, sí de democracia, y también de un exacerbado nacionalismo; pero todo esto, dicho por ellos, se torna cada vez más en significantes vacíos cuando demuestran que solo les interesan los puestos públicos para enriquecerse y beneficiar a las élites. Su principal forma de hacer campaña son los tuits hirientes en contra de AMLO y la proclama chovinista desgastada hasta la saciedad: “trabajamos por México”.

LEER MÁS:  Asesinan al exalcalde de San Juan Evangelista Andrés Valencia en Veracruz

Recordemos que Ricardo Anaya se dice “perseguido político” y convenientemente se ha refugiado en Estados Unidos para evadir a la Fiscalía General de la República, entidad que tiene abierta una investigación en su contra por presuntamente haber recibido al menos 6.8 millones de pesos, así como por lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa, por los que le podrían dar 30 años de cárcel. Sin embargo, desde una ubicación no determinada, periódicamente publica videos en YouTube criticando a AMLO, quien en el debate de 2018 le endilgó un sambenito del que jamás se despojará: el jocoso sobrenombre de ‘Riqui Riquín Canayín’.

Santiago Creel fungió como Secretario de Gobernación durante el sexenio de Vicente Fox. Se desempeña actualmente como presidente de la mesa directiva en laCámara de Senadores. Proviene de una familia de tradición caciquil en Chihuahua y poco más se puede decir de la trayectoria más bien gris que ha mantenido. Es un hombre blanco, rico, católico conservador y con estudios de abogacía. Su destino era ser panista.

LEER MÁS:  AMLO por apoyar a candidatos de EE.UU en favor de migrantes

Por su parte, Lilly Téllez está logrando embelesar a muchos despistados susceptibles al discurso de la anti política, que gente como Donald Trump o Javier Milei han logrado capitalizar. Con aspavientos, gritos, burlas, inquietantes sonrisas malévolas y la proclama de que quiere “salvar a México”, por increíble que parezca, sus adeptos se van multiplicando. Signo de los tiempos en esta era post epistémica en la que no vale cuánto sepas, sino qué tan fuerte lo puedes gritar.

Estos son los presidenciables del PAN. Se trata de personajes quemados ante la opinión pública más sensata e informada. Dos actores políticos cortados con la misma tijera sin mucho que ofrecer y una ex comunicadora que pone por delante las pasiones. La verdad es que no corren buenos tiempos para este tipo de perfiles.

Con un pueblo más politizado, en vías de emanciparse de la industria cultural y dolido por tantas décadas de demagogia y saqueos, los cantos de sirena no serán escuchados. A estos personajes se les respeta y se les desea suerte, pero también les decimos desde esta trinchera que no pasarán y que nos vemos en las urnas.

Twitter: @miguelmartinfe

YouTube: Al Aire con Miguel Martín

Facebook: Miguel Martín Felipe Valencia