Ordena juez reabrir investigación por derrame en Río Sonora

Juez ordenó continuar las investigaciones al dejar sin efecto dos acuerdos que archivaban el caso. Buenavista del Cobre, Grupo México derramó 40 mil m³ de ácido sulfúrico en 2014

Juez reabre caso del Río Sonora
Juez reabre caso del Río Sonora

Regeneración, 21 de diciembre del 2019. Juez determinó reabrir las investigaciones del caso del derrame de ácido sulfúrico en la cuenca del Río Sonora ocurrido el 6 de agosto del 2014.

Dichos acuerdos daban por archivadas las investigaciones, sin embargo el juez determinó reabrir el caso.

Se trata de lo que se considera el mayor desastre ambiental en la historia de la minería nacional.

Mismo que hasta el momento sigue impune.

De acuerdo con Reforma, Jesús Chávez Hernández, juez Décimo Tercero en Amparo Penal, giró instrucciones a la Fiscalía General de la República para cancelar los acuerdos con fecha del 27 de diciembre de 2017 y del 9 de julio del 2018.

A partir de los cuales se archivaron las dos averiguaciones previas por aquellos hechos.

Esta determinación también impacta en la Subprocuraduría de Delitos Federales, indicó el portal.

Y explicó que ésta instancia debe dejar insubsistentes las propuestas de no ejercicio de la acción penal.

Además de acumular las investigaciones y reconocer con el carácter de víctimas a los pobladores de Bacanuchi, quienes hasta ahora son damnificados de aquel derrame.


Mesa de trabajo para atención ambiental de Río Sonora y Guaymas

Río Sonora y Guaymas serán atendidas por mesas de trabajo que incluyen a Grupo México, trabajadores y ambientalistas anunció AMLO en Sonora

LEER MÁS:  Tik Tok dona 20 ventiladores para Covid-19 a fundación del IMSS
AMLO en Sonora
Río Sonora y Guaymas serán atendidos ambientalmente

Regeneración, 2 de septiembre del 2019. Río Sonora y Guaymas son dos puntos afectados por derrames de sustancias peligrosas que serán atendidas tanto por parte de la empresa, Grupo México, de Germán Larrea como por parte de trabajadores y ambientalistas.

Esto en un esfuerzo coordinado por la Secretaría de Medio Ambiente, encabezada por Victor M. Toledo.

-Gracias, señor presidente. Sandra Aguilera, de Grupo Larsa Comunicaciones-

«En el marco del derrame de ácido sulfúrico en el río Sonora por parte de Grupo México, quisiéramos saber cómo van las mesas de negociación que iniciaron hace unas semanas».

Indicó la periodista, no sin agradecer las atenciones.

Reunión con Germán Larrea

«Estamos ya por iniciar una mesa de acuerdos entre el Grupo México y representantes de trabajadores mineros, y también de ambientalistas», respondió AMLO a la periodista sonorense.

Incluso dijo que estos encuentros se encuentran próximos a ocurrir.

«y hacer una evaluación sobre los daños y el cumplimiento de los compromisos».

Explícitamente se refirió a las afectaciones en Río Sonora y Guaymas:

«En el caso de las afectaciones en Sonora, en el derrame que afectó el río Sonora, también lo de Guaymas, revisar todo esto», dijo el presidente AMLO.

Fue en ese momento que reveló haberse reunido con Germán Larrea, presidente del Grupo México.

«Les informo que ya me entrevisté con el director, presidente del consejo del Grupo México, Germán Larrea», informó.

«Lo estoy haciendo también con dirigentes de mineros, y estoy hablando con ambientalistas; y le he pedido a Víctor Manuel Toledo, secretario de Medio Ambiente, que atienda de manera especial este asunto», concluyó.

LEER MÁS:  México reporta 70 mil 183 decesos por la Covid-19
Grupo México debe 36 plantas potabilizadoras y hospital por desastre en río Sonora

Cuatro años después del desastre ambiental en los ríos Sonora y Bacanuchi, Grupo México ha instalado 3 de las 36 plantas potabilizadoras, y de ésas, ninguna sirve

 

Regeneración, 7 de agosto de 2018. A cuatro años del desastre ambiental que provocó Grupo México en los ríos Sonora y Bacanuchi, donde arrojaron 40 millones de litros de sulfato de cobre, contaminando 5 mil 573 hectáreas de cultivo, Grupo México sigue sin cumplir sus compromisos para resarcir el daño.

Recordemos que el 6 de agosto de 2014 se derramó el sulfato de cobre, provocando el “peor desastre ambiental” de la historia de México.

Mismo que también afectó a 73 mil cabezas de ganado.

Además de provocar severos daños en las vías respiratorias, riñones y aparato digestivo en al menos 381 personas, en una población regional de 22 mil.

La complicidad de las autoridades estatales y federales de esa época es clara.

En abril de 2017, el delegado de la Secretaría de Gobernación, Cota Montoya, afirmó que no se necesitaban las 36 plantas potabilizadoras y que con 9 serían suficientes.

Sólo se construyeron 3.

Los responsables del Fideicomiso no han dado la cara frente a los habitantes de los 8 municipios afectados.

Eso hasta ahora, que está en manos del nuevo gobierno donde se buscar resolver dicha problemática