Seduvi asegura que sistema de información de usos de suelo se dañó por el sismo

Muy convenientemente, la página de información de los usos de suelo en la Ciudad de México, quedó inhabilitada.

 

Regeneración, 29 de septiembre de 2017.- Entre la cantidad de autoridades y dependencias que resultaron inoperantes e inútiles después del terremoto del pasado 19 de septiembre, también y convenientemente quedó inhabilitada la página de la Seduvi en donde se consultan los usos de suela de la Ciudad de México.

Hace días, REGENERACIÓN reportó que el micrositio de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México, había deshabilitado la página de consulta para los usos de suelo, esto, mientras se destapó que el Colegio Enrique Rébsamen, en Tlalpan no tenía permiso adecuado para operar como colegio.

LEER MÁS:  Reparada la megafuga de Iztapalapa, reanudan distribución de agua

Pues bien, la dependencia informó que debido al sismo, sus “equipos de servidores que resguardan los distintos servicios y programas que ofrece”, están dañados.

Ahora resulta que el sismo fue selectivo y dañó los datos que ahora están tomando relevancia por la cantidad de derrumbes, y el cochinero de las inmobiliarias y autoridades.

“El Sistema de Información Geográfica, denominado SIGCDMX, estrategia de información normativa de los usos de suelo de la CDMX ha sido gravemente dañado, por lo que se trabaja en conjunto con los equipos técnicos del gobierno de la Ciudad, a fin de que lo antes posible vuelva a estar disponible para la ciudadanía”, advirtió en un comunicado.

LEER MÁS:  Joven de secundaria lleva revólver para intimidar compañeros en CDMX

Aseguró que desde el pasado 20 de septiembre, ha trabajado en colaboración con diversas dependencias del gobierno de la Ciudad de México para restituir los servicios digitales de la secretaria para atender la demanda de población.

Desde el año pasado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) documentó 13 casos en los que la Seduvi del gobierno capitalino puso en riesgo la integridad y calidad de vida de vecinos en seis delegaciones al autorizar certificados de uso de suelo irregulares para dar paso a edificios de vivienda y comerciales en los últimos cinco años.

Vía Proceso