Compartir

‘De un estado con el 84 por ciento del agua dulce de los EU. Pero ninguna para que sus residentes puedan beber, soy la señorita Michigan, Emily Sioma’ dijo ante 4,3 millones de televidentes

Regeneración, 10 de septiembre del 2018. El concurso Miss América llamó la atención por el pronunciamiento de Miss Michigan, quién en su presentación como concursante recordó la crisis del agua por el que pasa su estado, luego de la grave contaminación con plomo.

Una declaración política en 10 segundos

“De un estado con el 84 por ciento del agua dulce de los EE. UU. Pero ninguna para que sus residentes puedan beber, soy la señorita Michigan, Emily Sioma”.

La declaración causó polémica en dos sentidos, por un lado precisiones a sus afirmaciones y por otro centrar la atención a la contaminación por plomo en Michigan, que comenzó en Flint lugar donde en 2015 entre 6 mil y 15 mil personas presentaron altos concentraciones de plomo en la sangre por la contaminación del agua.

Las aclaraciones:

En realidad el 84% del agua dulce de Estados Unidos está en la región de Los Grandes Lagos y abarca otros estados, además de Michigan.

Al respecto Emily Sioma, Miss Michigan señaló:

“Realmente quería asegurarme de que la gente entendiera que esto ya no se trata solo de Flint. Todavía se trata de Flint, pero se trata de las comunidades en todo el estado que se ven afectadas por el agua contaminada.

LEER MÁS:  Por obras se quedarán 8 millones sin agua en CDMX y zona conurbada

“No se suponía que fuera una lección educativa. Se suponía que era un llamado a la acción”, subrayó.

Encender la conversación sobre la contaminación es mas importante que la corona

Sioma dijo que está contenta con la respuesta en gran parte positiva que su presentación ha hecho tanto en línea como fuera de línea, diciendo que su teléfono ha estado “explotando” desde que se emitió la competencia.

Tener esta oportunidad de volver a encender la conversación sobre la crisis del agua en Michigan … eso es para mí más importante que solo ganar una corona, dijo.

Por otra parte en días recientes Detroit Free Press informó la semana pasada que se cortó el suministro de agua potable en las escuelas públicas de Detroit debido a la preocupación por los niveles de consumo seguro, obligando a los escolares a beber agua fría y agua embotellada.


La Crisis del agua en Flint

Después de cambiar la fuente de alimentación del agua tratada del Lago Huron (vía Detroit) al Río de Flint, el agua potable de la ciudad sufrió contaminación por plomo, creando un grave peligro para la salud pública.

El agua corrosiva del Río del Flint lixivió el plomo de las viejas tuberías de agua, mezclándose en el suministro de agua, produciendo niveles extremadamente altos de plomo.

LEER MÁS:  Terror contra defensores del agua en Ixtapaluca (video)

Como resultado, entre 6,000 y 12,000 residentes presentaron niveles de plomo en la sangre severamente altos y experimentaron serios problemas en la salud.

Es también una posible causa de un brote de la Enfermedad de los Legionarios en el condado, que ha matado 10 personas y afectado a otros 77.​

En 2015 por separado, la Fiscalía de Estados Unidos para el Distrito Oriental de Michigan y la Fiscalía General de Michigan, iniciaron investigaciones luego de una serie de demandas ciudadanas.

El 5 de enero de 2016, el Gobernador de Michigan declaró estado de emergencia, antes de que el Presidente Barack Obama declarará la crisis como un estado de emergencia federal, autorizando ayuda adicional de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos en menos de dos semanas.​


La mayor afectación, efectos irreversibles: Michael Moore

La ciudad de Flint, en Michigan, es colocada por Moore como la mayor afectada por la crisis de agua con efectos irreversibles.

Moore recuerda que el primero en aparecer en esta localidad decepcionada por la desatención gubernamental fue el candidato Trump.

El documentalista estadounidense Michael Moore presentó en el Festival Internacional de Cine de Toronto su nuevo trabajo Fahrenheit 11/9, que habla sobre el primer año de gobierno del presidente Donald Trump, a quien compara con el líder nazi Adolfo Hitler.

De acuerdo con Moore, Trump y Hitler, conocedores de los medios, prometieron “un gran país”, ambos manejaban discursos populistas y se ganaron la confianza de la mayoría.

LEER MÁS:  Pequeño elefante sin trompa conmueve al mundo, 'no se sabe si sobrevivirá' (VIDEO)

Con el apoyo de historiadores y sociólogos, el cineasta explica cómo al igual que Hitler manipuló un rechazo colectivo a los judíos, Trump hizo lo propio hacia los inmigrantes y la población no blanca.

De hecho en una parte de este documental, el cineasta presenta imágenes de Hitler en un discurso donde la voz que se escucha es la de Trump.

En su nuevo documental “anti-Trump”, Moore trata de dar respuesta a la pregunta de “¿por qué llegamos a esto?” y señala como posibles respuestas no sólo la confianza de muchos electores de no salir a votar creyendo que la demócrata Hillary Clinton ganaría, sino el descontento de estados clave, como Michigan, que enfrentó una grave crisis de agua potable.

Moore expresó que “Es el resultado de mi rabia y mi amor por lo que todavía puede ser posible para Estados Unidos y la democracia que nunca tuvimos realmente”.

“Este documental tiene implícito, la denuncia en contra del sistema político estadounidense y el actual mandatario Donald Trump”. 

El cineasta se representa con mucha esperanza en el futuro , pero también llama a la autocrítica y comenta “No soy una persona catastrófica, no creo en las teorías de la conspiración, pero estoy suficientemente consciente para ver lo que está pasando y cualquiera que piense que no está tan mal o no se pondrá tan mal tiene que despertar” .

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook