Por José Alfredo Gutiérrez Falcón

RegeneraciónMx.- Andrés Manuel López Obrador siempre se ha manifestado en contra la corrupción. Frente a esta postura, quienes antes podían dedicarse al tráfico de influencias se han dedicado a decir: “AMLO está en contra de los empresarios”. Esta mentira desvanece, ante un sinnúmero de hechos que demuestran lo contrario. Bastaría preguntar a los proveedores de obras como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el Tren Maya, el Tren Transístmico y la Refinería de Dos Bocas, si sienten mal trato por parte del presidente.

Son muchos los empresarios optimistas. Factores como la certeza jurídica, el no aumento de impuestos, la estabilidad del peso, la ausencia de gasolinazos, el control de la inflación y el no aumento del costo de la energía eléctrica, están alentando la inversión.

El entusiasmo del sector empresarial se ve reflejado dentro y fuera del país. Así lo demuestra la cifra histórica en inversión extranjera directa, la cual alcanzó en agosto de este año, los 18 mil 433 millones de dólares. En nuestra nación empieza la articulación de nuevas asociaciones empresariales, como Empresarios por la Cuarta Transformación (E4T). Presidida por el empresario y filántropo regiomontano José Javier Garza Calderón, esta nueva agrupación se enfoca en realizar gestiones en favor de las micro y pequeñas empresas. Al día de hoy, E4T ya cuenta con más de 46 mil afiliados.

Destinar inversión pública en sectores antes discriminados, está generando solidez y bienestar donde antes no existían. Además, estos recursos permean también en diferentes entidades del país. Tal es el caso del Plan de Justicia para el Pueblos Yaquis, en el estado de Sonora. Bajo la supervisión del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), a cargo de su director, el licenciado Adelfo Regino Montes, se está destinando un presupuesto sin precedentes.

Mediante decreto presidencial del General Lázaro Cárdenas en 1937, se le ratificó al pueblo yaqui la posesión de 485,235 hectáreas. Esta superficie de terreno les ha sido menguada por constantes abusos. Afortunadamente, AMLO se ha comprometido a restituirles toda la tierra que sea posible. Lo interesante en este caso es saber que, en esta extensión de terreno aproximada, se invertirán alrededor de 11 mil 600 millones de pesos en los siguientes rubros:

Agua

Se rehabilita y amplía el Distrito de Riego 018. Simultáneamente se construye el Acueducto Yaqui, para llevar agua potable a toda la región. También se instalarán garrafoneras en las ocho comunidades tradicionales y se repararán los sistemas de agua potable, con un presupuesto autorizado de 9 mil 458 millones de pesos.

Educación

Se creará la Universidad del Pueblo Yaqui, así como 5 Casas de la Niñez Indígena. De igual manera, se rehabilitarán los centros educativos, a través del Programa “La Escuela es Nuestra”, con una inversión de 116 millones de pesos.

Infraestructura

Ya inició la modernización del camino Ciudad Obregón – Guaymas, mientras se llevan a cabo obras de electrificación, mejoramiento urbano, agua y saneamiento, así como de vivienda y conservación de caminos, con una erogación pública de 957 millones de pesos.

Salud y medicina tradicional

Se realizarán 27 proyectos de Medicina Tradicional, al mismo tiempo que se abrirán casas de salud y un hospital rural de segundo nivel, con una inversión de 253 millones de pesos.

Cultura

Se creará una radiodifusora pública y se llevarán a cabo 56 proyectos de Cultura Yaqui, con un presupuesto de 47 millones de pesos.

Productividad

Habrá desarrollo agropecuario, acuícola y pesquero, con un monto autorizado de 753 millones de pesos.

Gobierno y organización tradicional

Finalmente, se fortalecerá el Gobierno Yaqui con una aportación de 14 millones de pesos.

Se invertirán 11 mil 600 millones de pesos, en 485,235 hectáreas. Yo me pregunto: ¿estarán enojados con AMLO, los proveedores de bienes y servicios de este gran proyecto?