Compartir

El acuerdo del Brexit podría estar en peligro en las nuevas votaciones, por lo que la Primera Ministra lo aplazó.

 

Regeneración, 10 de diciembre de 2018.- La primera ministra británica, Theresa May, confirmó este lunes que la votación sobre el acuerdo del Brexit, que se realizaría este martes en el parlamento, se pospondrá ante la falta de una mayoría entre los diputados.

Decenas de legisladores conservadores amenazaron con rebelarse contra May y votar en contra del pacto alcanzado entre Londres y la Unión Europea, por lo que el gobierno corría el riesgo de sufrir una amplia derrota en la votación.

“Si quieren otro referéndum, sean honestos”, dijo la primera ministra a los más reticentes, añadiendo que eso supondrá un “riesgo” para la ciudadanía.

LEER MÁS:  Falsa alarma de bomba en las instalaciones de la Unión Europea

May admitió que las discrepancias se centran en el apartado de la salvaguarda en Irlanda del Norte, por lo que buscará “garantías adicionales” en Bruselas sobre este mecanismo y que dialogará con los líderes de la Unión Europea antes del Consejo Europeo previsto a partir del próximo jueves, pero no ha querido concretar una nueva fecha para la votación.

Se trata del denominado “backstop” (“red de seguridad”), un mecanismo ideado para evitar la reinstauración de una frontera dura en la isla de Irlanda que ponga en peligro el Acuerdo de Paz de 1998.

La funcionaria aseguró que, llegados a este punto, la “pregunta fundamental” es si los diputados quieren realmente que Reino Unido se salga de la Unión Europea, ya que considera que, en caso afirmativo, es necesario que todas las partes hagan concesiones. No obstante, hay “un amplio apoyo a muchos de los aspectos del acuerdo”, lo que provocó risas y abucheos.

LEER MÁS:  Falsa alarma de bomba en las instalaciones de la Unión Europea

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió que la UE no va a renegociar el acuerdo, aunque anunció que convocó una cumbre para este jueves en la que los líderes discutirán “cómo facilitar” que Reino Unido lo ratifique, o bien, se plantearán un escenario en el que no haya ningún acuerdo.

“Mientras no logremos ratificar un acuerdo, aumenta el peligro de un Brexit sin acuerdo” de catastróficas consecuencias para la economía británica, advirtió May.

Casi tres años después del referéndum en que 52 % de los británicos votó a favor del Brexit, Reino Unido debe salir del bloque en esa fecha.

LEER MÁS:  Falsa alarma de bomba en las instalaciones de la Unión Europea

Antes de que el Brexit entre en vigor, Reino Unido “es libre de revocar unilateralmente la notificación” con la que activó el proceso, dictaron los jueces del Tribunal de Justicia de la UE.

La decisión de aplazar da esperanzas a los partidarios de permanecer en la UE, en un momento en que toma fuerza la posibilidad de celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit si el texto negociado por May acaba fracasando.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook