Gran controversia ha provocado la creación del padrón que obliga a los usuarios de telefonía celular a facilitar su información personal, pero es algo que ya se aplica en gran medida y que coloca a México en la modernidad global

Todos los días usas tus datos biométricos y no lo sabías

Regeneración, 19 de abril de 2021. En México acaba de entrar en vigor el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut) que obliga a los usuarios de telefonía celular a facilitar su información personal y datos biométricos a las compañías prestadoras de este servicio.

En los hechos, el registro del número de una línea telefónica móvil en el Panaut obliga al usuario a proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y datos biométricos para la activación del servicio de la línea telefónica.

La medida ha provocado preocupación y molestia en muchos mexicanos ante los riesgos del mal uso de los datos. Sin embargo, pocos saben que los datos personales, entre ellos los biométricos, son de uso común en nuestro país.

Datos biométricos utilizados por la banca

Actualmente, todos los bancos solicitan datos biométricos a sus clientes; entre ellos, lectores de huellas dactilares, controles de voz, lectores de rostro.

Incluso, ahora todos los clientes que utilicen aplicaciones en sus teléfonos celulares deben autorizar a la banca la geolocalización en tiempo real, de lo contrario no pueden hacer ninguna transacción.

Tú entregas datos biométricos y no lo sabías

La utilización de datos biométricos es más común de los que muchos mexicanos se pueden imaginar.

Al obtener una membresía de alguna tienda de autoservicio como Sam’s Club o Costco te solicitan una fotografía, lo que es un dato biométrico.

Además, cuando realizas compras en línea otorgas datos biométricos a comercios como Walmart, Soriana, Liverpool y muchos más.

También te solicitan este tipo de datos para realizar exámenes de admisión en prácticamente todas las universidades públicas y privadas.

Tú entregas tus datos a Uber y Didi

Aunque hay personajes, como el exsecretario del Trabajo, Javier Lozano, que aseguran que no entregará sus datos biométricos, millones de mexicanos otorgan esa información a través de aplicaciones como Uber, Didi, Rappi, o Cabifi.

Son empresas que solicitan tus datos personales y fotografía para asociarlos a tu número celular y acceden a tu ubicación en tiempo real, todo es almacenado y es un requisito para utilizar el servicio.

Qué son los datos biométricos

Para la INAI los datos biométricos “son las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad. Estas son atribuibles a una sola persona y son medibles”. Por ejemplo: las huellas digitales, el rostro, la retina, el iris, la estructura de las venas de la mano. También puede ser la forma de las orejas, la piel y el ADN, entre otros.

A diferencia de una contraseña que puede ser cambiada por otra, la información biométrica no puede cambiarse. Por tanto, da acceso a la identidad exclusiva de una persona. Otorgar datos biométricos garantiza mejor seguridad, pero también mayor responsabilidad en su utilización.

Los mexicanos prefieren datos biométricos

La modernidad y la tecnología nos llevan a utilizar los datos biométricos todos los días, y los jóvenes así lo prefieren.

Encuestas recientes indican que los jóvenes se sienten cómodos utilizando tecnologías biométricas para acceder a sus dispositivos móviles.

El 75 por ciento de los jóvenes de entre 20 y 35 años prefieren este tipo de acceso, frente al 58 por ciento de los mayores de 55 años

Casi todo el mundo utiliza los datos biométricos

Hasta el momento, 155 países, de prácticamente todos los continentes, tienen algún tipo reglamentación para el uso de telefonía celular. Con México, ya son 18 países con regulación para el registro de datos biométricos asociados a tarjetas SIM.

Entre ellos se encuentran Afganistán, Arabia Saudita, Baréin, Bangladesh, Benín, China, Nigeria, Omán, Pakistán, Perú, Singapur, Tayikistán,Tanzania, Tailandia, Uganda, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela.

Por ejemplo, en Tanzania, Arabia Saudí, Uganda, Pakistán, Baréin, Bangladesh, Tayikistán, Emiratos Árabes, Omán, Afganistán, Benín, Perú y Venezuela piden huellas dactilares.

En China y Singapur piden reconocimiento facial. Y hay otras naciones, como Nigeria y Tailandia que piden huellas dactilares y reconocimiento facial.

Desde hace tiempo las empresas y comercios particulares han solicitado los datos biométricos a los mexicanos. Ahora las autoridades tendrán acceso a esto datos gracias al Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Con este padrón se combatirá a la reducción de delitos, ya que existe un mercado negro de equipos celulares que se utilizan para extorsionar y cometer otro tipo de crímenes, como el secuestro.

Así, México se coloca a la vanguardia y utiliza la tecnología a su favor.