Toque de queda en Puerto Rico tras devastación por huracán María

Esta medida se tomó después de que delincuentes aprovecharan la situación de caos y falta de energía en Puerto Rico y saquearan comercios

Regeneración, 20 de septiembre de 2017.- Tras la devastación que sufrió Puerto Rico por el huracán, el gobernador Ricardo Rosselló decretó este miércoles el toque de queda para garantizar el orden en el territorio estadounidense.

Esta medida se tomó después de que delincuentes aprovecharan la situación de caos y falta de energía en la isla y saquearan comercios.

El toque de queda iniciará desde las 18:00, hora local (22:00 GMT) y hasta las 06:00 (10:00 GMT) desde hoy hasta el próximo sábado.

Rosselló pidió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare la isla como «zona de desastre» tras el impacto de María, categoría 4, indica Agencia EFE.

LEER MÁS:  Zeta se intensifica a huracán, emiten alerta roja en Quintana Roo

El toque de queda no se aplicará al personal médico, al estatal y federal que trabajen en tareas de recuperación y auxilio, a las fuerzas del orden y periodistas, así como «ciudadanos que se encuentren atendiendo una situación de emergencia».

Rosselló detalló que María ha dejado daños «severos» en Puerto Rico, pero no se han reportado víctimas mortales, cosa que sí sucedió en las islas de Dominica y Guadalupe.

Huracán ‘María’ devasta Dominica y avanza hacia Puerto Rico (VIDEO)

María provocó fallas en el suministro eléctrico de casi toda la isla y fallos en las telecomunicaciones.

LEER MÁS:  Por huracán Zeta, Sedena activa plan DN-III-E en Quintana Roo

María alcanzó Puerto Rico menos de dos semanas después de sufrir el impacto de otro huracán de categoría mayor, Irma, que causó tres muertos y numerosos daños materiales en la denominada Isla del Encanto.

‘María’ se forma en el Atlántico, amenaza las zonas que ya fueron devastadas por ‘Irma’

 

Devastación «absoluta» en San Juan, Puerto Rico

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, informó que la devastación en la ciudad de San Juan fue «prácticamente absoluta».

Con lágrimas en los ojos y desde un refugio, la funcionaria señaló muchas partes de San Juan están completamente inundadas, informa Notisistema.