Compartir

La periodista Lydia Cacho vivió hace 13 años abuso y tortura del gobierno Federal y de Puebla. En un hecho sin precedentes recibió disculpas publicas del gobierno actual

Regeneración, 10 de enero de 2019. Después de 13 años de espera, la periodista y defensora de Derechos Humanos, Lydia Cacho Ribeiro en un acto sin precedentes, recibió una disculpa pública, a través de la titular de la Secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero y el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Cacho Riberiro fue detenida en Quintana Roo en 2006 y trasladada a Puebla por la publicación de su libro “Los demonios de Edén”, que denuncia una red de pederastia manejada por Kamel Nacif y Jean Succar Kuri, quienes colaboraban con el ex gobernador de Puebla, Mario Marín.

Por tal antecedente, el subsecretario Encinas hizo la petición de disculpas públicas:

“A nombre del Estado, le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos humanos en el marco del ejercicio del derecho a la libertad de expresión; le ofrezco una disculpa por la detención arbitraria, por la utilización de la tortura de la que fue objeto por parte de agentes del Estado mexicano, por la impunidad y corrupción”, expresó.

Por su parte la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró en su discurso que el Gobierno de México estará protegiendo a “quienes con su pluma o con su voz denuncien cuando la dignidad humana corra peligro o cuando el silencio sea cómplice de la injusticia”.

LEER MÁS:  “Hay un auténtico Estado de Derecho, no simulación”: Sánchez Cordero

“Este es un momento adecuado para reflexionar sobre el valor que para nuestra democracia y para la Cuarta Transformación representa la libertad de expresión. Nunca más en eta Secretaria de Gobernación la censura ha de tener cabida”.

Sánchez Cordero dijo que se ofrecía una disculpa pública a la periodista Lydia Cacho por la violación flagrante a sus derechos humanos, al denunciar una red pornografía infantil y corrupción.

Cacho, inició su mensaje del evento con el audio de las grabaciones entre Kamel Nacif y Mario Marín, donde planeaban su tortura mientras se encontraba detenida arbitrariamente en Puebla.

LEER MÁS:  Eligen a Pacheco gobernador interino de Puebla; falta que pleno apruebe

Lydia mencionó que los gobernantes deben tener valentía y ética y refirió que miles de niños y mujeres forman parte varias redes criminales, por lo que se debe de luchar para terminar con delitos como la pornografía infantil y los feminicidios.

“Queremos que todos los actores intelectuales estén en juicio”, subrayó.

La periodista aceptó las disculpas que le fueron ofrecidas y dijo:

“Acepto esta disculpa y exijo que cumplan con todas las víctimas, absolutamente todas, a las que hoy represento y a las que seguiré dando voz hasta que la vida me alcance”.

El pasado 31 de julio, la ONU resolvió que el Estado mexicano violó los derechos humanos de la periodista en el caso que inició el empresario Nacif en su contra, y ordenó resarcir los daños en un plazo de 180 días.

LEER MÁS:  México respetará derechos humanos de migrantes

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook