Cuba autorizó las primeras 35 Mipymes de las cuales 13 son de alimentos, 6 de manufacturas y tres son de reciclado. 3 son estatales y 32 privadas

Cuba autoriza mipymes
Cuba autoriza mipymes

Regeneración, 30 de septiembre del 2021. Luego de 50 años de prohibición de empresas privadas Cuba aprobó 20 leyes que reforman la actividades productivas en la isla y permiten las micro, pequeñas y medianas industrias (Mipymes).

En las nuevas leyes se mantiene la rectoría del Estado en sectores estratégicos como la salud, la educación o las fuerzas armadas.

Dentro de las restricciones continúan el impedimento para el ejercicio particular de la profesión a ingenieros, abogados o médicos.

Las primeras 35 Mipymes

Se trata de 35 micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), de las cuales 32 son privadas y 3 estatales.

De las cuales 13 son producción de alimentos, seis de manufactura, tres relacionadas con actividades de reciclaje.

Además de otras tres incubadas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

Estas nuevas empresas se encuentran distribuidas en once de las quince provincias del país, informaron fuentes de Cuba.

Además, entre las 35 nuevas MIPYMES, diez han realizado previamente operaciones de exportación y cinco pertenecen a proyectos de desarrollo local.

Las empresas deberán constituirse como Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL).

LEER MÁS:  MÉXICO registra crecimiento histórico de empleos formales en noviembre

Por su origen, 20 de estos negocios ya existían y fueron reconvertidas a la nueva forma de gestión no estatal, mientras que 15 son de nueva creación.

Convocatoria abierta

La convocatoria comenzó el 20 de septiembre y se enfocó en áreas priorizadas como producción de víveres o con bases tecnológicas.

De las solicitudes presentadas a la fecha “hasta el momento ninguna ha sido denegada”  y se continúa con la evaluación.

Incluso autoridades de Cuba indicaron que posteriormente se abrirán invitaciones para otros rubros de la producción o los servicios.

El perfil de las nuevas micro y medianas empresas

Como ejemplo de los nuevos giros económicos autorizados en Cuba tenemos, por ejemplo, la panadería Glez, en la Provincia de Artemisa.

La panadería elaborará pan, confitería y derivados de harina.

Por su parte DForja creaciones se centra en la elaboración de muebles de exportación, en tanto que Addimensional fabrica artículos de plástico.

Estos ejemplos entre un conjunto de productoras de productos de caucho, impresión, cosecha y conservación de vegetales, o elaboración de malteadas.

Privadas y estatales

La nueva legislación incluye el establecimiento de MIPYMES de propiedad estatal y funcionarán en las mismas condiciones que las de propiedad privada.

LEER MÁS:  MÉXICO registra crecimiento histórico de empleos formales en noviembre

Tales empresas tienen mayor capacidad económica, gran flexibilidad pero al mismo tiempo no gravitan sobre el presupuesto estatal en caso de no lograr beneficios, señaló el portal Cuba Ahora.

Esta condición «es sumamente importante porque debe tender a reducir la parte del déficit estatal ocasionado por empresas estatales que terminan el periodo fiscal en números rojos».

La ley sobre las MIPYMES «enriquece, diversifica y permite descentralizar el tejido empresarial cubano y aprovechar al máximo sus potencialidades», se precisa en la publicación.

Esto, «incluidas las iniciativas con alto componente de especialización tecnológica«, indicó el portal de la Habana en Cuba.

La experiencia sobre este tipo de empresas en el mundo es muy favorable, destaca.

De conjunto, «aunque no todas logren ser exitosas, desplegarán iniciativas eficientes y competitivas y crearán empleo».

Y claro «generarán ofertas de productos y servicios hasta ahora no satisfechas por las empresas estatales».