Compartir

El futuro titular de la SCT atendió a pobladores del Estado de México que denunciaron “la escandalosa corrupción” de Ruiz Esparza y un daño ecológico irreversible por la construcción del Tren Interurbano México-Toluca

El Sol de Toluca

Regeneración, 3 de septiembre de 2018.- A partir de la verificación del impacto ambiental y de los dictámenes que ya existen se buscará la mejor manera de continuar con las obras del Tren Interurbano México-Toluca. De entrada, la obra se encuentra atrasada y ha costado mucho más de lo que se estableció en el inicio.

Tal fue la respuesta de Javier Jiménez Espriú, futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) luego de atender a las y los habitantes que se manifestaron afuera de la casa de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Se trata de pobladores de la localidad de San Jerónimo Acazulco y San Juan Coapanoaya del municipio de Ocoyoacac (entre los que se encuentra una comunidad indígena otomí), así como de San Mateo Atenco (Municipio de Toluca), todos ellos del Estado de México, quienes portaban pancartas en las que exigían frenar la obra del Tren Interurbano México-Toluca por diversos problemas, por ejemplo, que no se les ha dado un pago justo por sus tierras pero sobre todo, por las graves afectaciones ambientales que implicará.

LEER MÁS:  Robaron identidad de hombre para entregar millones en desvíos en Sedesol y Sedatu de Robles

“Alto al ecocidio, agua sí, tren no”, gritaban los manifestantes.

Los manifestantes iniciaron una “huelga sin tomar agua” para denunciar “la escandalosa corrupción por parte de la SCT” que encabeza actualmente Gerardo Ruiz Esparza.

Los afectados denunciaron que prácticamente fueron despojados de sus tierras, ya que les pagaron mil 700 pesos por metro cuadrado, cuando a otros les pagaron hasta 5 mil pesos, pero además el daño ecológico en la zona es irreversible por las obras.

Los pobladores mencionaron su presencia en la casa de transición de AMLO es para que el presidente electo tome cartas en el asunto, ya que ha manifestado interés por la construcción del aeropuerto, pero consideraron que la construcción del Tren Interurbano es importante:

“Las actuales autoridades nunca nos consultaron, compraron al Comisariado Ejidal para la realización de dichas obras”, expusieron.

Luego de reunirse con ellos, Jiménez Espriú informó que la obra “va muy avanzada”. No obstante, a pesar de que a su juicio este proyecto es un asunto estratégico, habrá que hacer una evaluación, toda vez que la obra presenta retrasos y sobre todo ha costado mucho más de lo pactado en su inicio.

LEER MÁS:  México es sólido para inversión según BlackRock

Jiménez Espriú agregó que el tramo que conecta Santa Fe con Observatorio –que corresponde a las delegaciones Cuajimalpa y Álvaro Obregón- es la parte que falta, por lo que será necesario entablar reuniones con el gobierno de la Ciudad de México a cargo de Claudia Sheinbaum para resolver el asunto del presupuesto.

Sin omitir el tema de los conflictos sociales que ha generado el desarrollo de la obra, el próximo titular de la SCT sintetizó:

“La obra está retrasada, ha costado mucho más de lo que se había previsto; todavía hay algunos problemas técnicos a resolver, algunos problemas sociales también a resolver. Es una obra importante, es una obra estratégica, es una obra importante que ya está muy avanzada y la tendremos que continuar. Vamos a ver cómo y vamos a ver cuándo y vamos a ver con qué”, finalizó.

Con información de El Universal, Excélsior, Unomásuno y El Sol de México

Por encima de la ley, gobierno de Almeida continúa Tren Interurbano

LEER MÁS:  Engañó administración de Peña Nieto a damnificados e indígenas de Guerrero

Como informamos a través de Regeneración el pasado 24 de agosto, a pesar de los dictámenes que estipulan la prohibición de cambiar el uso de suelo por tratarse de un espacio de conservación, el gobierno de la Ciudad de México continúa las obras correspondientes al Tren Interurbano México-Toluca con la respectiva tala ilegal de árboles y flora propia de ese suelo.

De acuerdo con información de La Jornada y El Universal, desde 2007 la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento (PAOT) de la Ciudad de México (CDMX) hizo entrega a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) un estudio de protección ambiental en el que expresa con claridad que “debe prohibirse el desmonte planeado por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) en suelo de conservación para construir el viaducto del tren”.

Además, prohibió la construcción de infraestructura y caminos en suelo forestal de conservación especial en los bajos de la Sierra de Las Cruces. Cabe señalar que esta sierra forma parte del Eje Volcánico Transversal, y representa el parteaguas de tres cuencas hidrológicas: río Lerma, Valle de México y río Balsas.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook