Merkel no pudo contenerse este martes mientras ambos charlaban con los medios en el contexto de la Cumbre del G7

Regeneración, 28 de agosto del 2019. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo que lleva a Alemania en la sangre lo que provocó la risa de la canciller alemana, Ángela Merkel.

El momento espontáneo ocurrió este martes cuando ambos mandatarios ofrecían una charla con los medios de comunicación en la Cumbre del G7.

A pesar de la risa provocada, el presidente y magnate neoyorquino reveló algo cierto, pues su abuela materna, Elizabeth Trump era alemana.

Trump, más moderado

Según una nota de EFE, Donald Trump se ha comportado más moderado y conciliador, ello a pesar de las diferencias que mantiene en la mayor parte de los asuntos tratados.

Los desencuentros recientes fueron más belicosos de lo habitual. En una semana se subió a la pugna con la primera ministra danesa por la no venta de Groenlandia.

También se enfrascó en ataques verbales en una guerra comercial con China y en las diferencias con el presidente de la Reserva Federal.

LEER MÁS:  #Opinión: ¡China ya advirtió!: “la soberanía de Taiwán significa la guerra”

Esto sumado al estira y afloja con los judíos estadounidenses que están del lado del Partido Demócrata.

Con todo esto muy reciente, sus aliados en el G7 estaban inquietos por que se fuera a repetir algún roce importante.

El reporte de EFE adjudica que, quizá porque en esta cumbre no tiene aliados claros o porque ha elegido una estrategia más conciliadora, es que se ha visto a un Trump más sosegado.

Cambio de tono
En opinión de Trump, la cumbre ha visto “unidad total” y “ha estado realmente bien”, así lo afirmó este martes.
Así, Trump acogió de forma deportiva la oposición de varios miembros del G7 a su propuesta de que Rusia retorne al grupo, lo que acabó trastocando sus planes.
Este tono lo ha mantenido incluso en sus reuniones bilaterales con dirigentes con los que había chocado en el pasado.
Por ejemplo con Emmanuel Macron o con Angela Merkel pasando por el canadiense Justin Trudeau.
Por ejemplo, hace solo un mes dijo que la tasa digital francesa era una “estupidez” de Macron y aquí solo lanzó halagos hacia su anfitrión, con el que dijo mantener “una relación especial”.

Macron sobre Trump

LEER MÁS:  Merkel termina su periodo como canciller en medio de rosas, antorchas y punk
La opinión de Emmanuel Macron, presidente francés, ha sido considerada.
“Trump es alguien que dice las cosas de forma muy directa y a quien le gusta llegar a acuerdos.
He privilegiado un intercambio transparente, y lo seguiré haciendo”, añadió.
Tal vez sea porque Macron le dedicó dos horas a un almuerzo de trabajo el sábado, antes del inicio de la cumbre, para establecer un guión común.
Hay comentarios que afirman que Trump busca mejorar su imagen ante la próxima Cumbre del G7 que se realizaría en Estados Unidos.
Ahí tendría la oportunidad de atender a los invitados en una de las propiedades turísticas de lujo.