Xilitla. SLP, pide a papás evitar nombres como Brayan y Brittany

El Registro Civil de Xilitla, en el corazón de la huasteca potosina, emprendió una campaña de concientización sobre el bullying y la discriminación para los padres que quieren poner nombres extranjeros a sus hijos.

brayan

Regeneración, 25 de agosto 2016.-  El registro civil de Xilitla, San Luis Potosí, lanzó una campaña de orientación para los padres de familia a fin de evitar que le pongan nombres extranjeros a sus hijos y así evitar la discriminación.

La oficina del Registro Civil tiene que hacer labor de convencimiento con los padres para que eviten nombres extranjeros y opten por nombres de fácil pronunciación y eviten futuro bullying a sus hijos.

La titular de la oficialía del Registro Civil del municipio, Jannett López Márquez, aseguró que desde hace cinco años los papás comenzaron a elegir este tipo de nombres, pero que antes de elaborarles el acta de nacimiento, se les oriente para que conozcan las consecuencias negativas para los menores de tener nombres raros, ofensivos, denigrantes, peyorativos o impronunciables.

“La obligación como personal de esta dependencia es hacerles ver que pueden evitar que sus hijos sean víctimas de burlas, señalamientos y hasta daño psicológico cuando estén más grandes; algunos lo toman de buena manera pero otros reaccionan en forma poco amable diciéndonos que no nos importa, que son sus hijos y que pueden ponerles como quieran”.

LEER MÁS:  Atacan a candidato de Morena en Villa de Corzo, Chiapas; esto es lo que se sabe

Uno de los nombres más elegidos por los habitantes de la región es el de Edward, que es precisamente como se llama el jardín surrealista que se encuentra en el municipio y que es visitado todos los años por miles de personas de todo el mundo.

Recordemos que en los últimos meses en redes sociales se ha llevado a cabo una campaña de burlas en contra de los “Brayan, Kevin, Kimberly y Britany” a través de mensajes crueles que buscan estigmatizar a todas las personas que llevan  esos nombres. Se trata de una campaña que incurre en el racismo (si no eres rubio no te puedes llamar así); que usa prejuicios clasistas (todos los “nacos” se llaman Bryan o Britany).

Aquí algunos ejemplos:

Con información de Vanguardia.

LEER MÁS:  Sistema de energía eléctrica consolidado, atendidas situaciones atípicas