8 migrantes mueren atropellados en Texas, esto es lo que se sabe

Un hombre atropelló a cerca de 25 migrantes frente a refugio Obispo Enrique S. Pedro Ozanam en Texas. 10 heridos graves en hospital

8 migrantes mueren atropellados en Texas, esto es lo que se sabe

Regeneración, 8 de mayo de 2023. Este domingo, 7 de mayo, cerca de las 8:30 de la mañana, un hombre atropelló a varias personas en Texas.

Y mismos que se encontraban en una parada de bus frente a un refugio para migrantes, el Centro Obispo Enrique San Pedro Ozanam.

Así, portales subrayan que el anuncio lo hicieron las autoridades de Brownsville, en Texas, donde ocurrieron los hechos.

Además; al momento son 8 las personas fallecidas, las siete víctimas fatales que se dieron a conocer el domingo eran de nacionalidad venezolana.

Texas

Cabe destacar que se indica que el Centro Obispo Enrique San Pedro Ozanam, de la ciudad de Brownsville, no era normalmente un refugio para migrantes.

Esto es, sino para personas que se encontraban sin hogar.

Sin embargo, debido al reciente aumento de migrantes en la zona, el centro cambió su propósito.

Y por ello, ahora se encuentra recibiendo personas de distintas nacionalidades, que no cuentan con condiciones básicas de bienestar y que viven en el país de manera irregular.

Incluso de indica que en el momento de la tragedia decenas de migrantes se encontraban en frente del centro, cerca de una parada de bus.

LEER MÁS:  Colaboración México-EE.UU nunca ha sido tan fuerte y grande: Blinken

Carro

Seguidamente se indica que el carro que los embistió era una camioneta de gran tamaño y en redes sociales se difundieron impactantes imágenes de los heridos.

Así como el mal estado en que quedaron después del paso del vehículo.

Por otra parte, el teniente Martín Sandoval, de la policía de Brownsville, Texas , notificó que inicialmente siete personas habían fallecido en el incidente, todos de nacionalidad venezolana.

Cabe destacar que Sandoval reportó que diez personas más resultaron gravemente heridas y fueron llevadas a un hospital local para recibir tratamiento.

Uno de esos diez heridos murió hace pocas horas, pero aún no se conoce información sobre su nacionalidad.

De acuerdo con un informe de CNN en el lugar, el hombre que conducía el vehículo venía a una velocidad muy alta y se acababa de pasar una luz de un semáforo en rojo.

Herido

Por otra parte, se indica que el conductor resultó herido y fue trasladado a un hospital, de acuerdo con las declaraciones del juez Eddie Treviño Jr. del condado de Cameron, que recoge el New York Times.

LEER MÁS:  AMLO reprocha a Trudeau imponer a mexicanos nuevos requisitos de visa

Hasta el momento, el hombre no ha cooperado con las autoridades, ha hablado en inglés y en español con la Policía, y no hay claridad sobre el hecho, para concluir si fue o no un acto intencional.

De acuerdo con algunos medios como Alberto News de Venezuela, el conductor es un hombre mexicano que ha pasado años en prisión.

Ciudad

Brownsville es una ciudad fronteriza en el Valle del Río Grande de Texas y se encuentra situada en una de las regiones más pobres del país, ocupada por una población mayoritariamente hispana.

De acuerdo con el New York Times, en días recientes se habla de un ingreso de migrantes irregulares de hasta 1.500 inmigrantes al día, llegando a la ciudad.

Se sabe que los migrantes que fueron víctimas del hecho habían estado llegando a la frontera hacía poco, dos o tres días, previendo el fin del Título 42, una regla de la era Trump que permitía la fácil expulsión de inmigrantes, pero cuyo fin tendrá efectos impredecibles.

Inicialmente no fueron las autoridades sino un grupo de personas el que detuvo al conductor, que intentó fugarse del lugar.

De acuerdo con las declaraciones de Eyder Hernández, una de las personas que capturó al hombre, se trataba de un grupo muy unido, pues en el viaje de Venezuela a Texas, “el grupo de migrantes se convirtió en una familia”.

El New York Times recoge también el testimonio de Michael Eduardo de Aponte Fonseca, de Caracas, Venezuela, que también se encontraba en el lugar. Fonseca dijo que el conductor había gritado insultos contra los inmigrantes, mientras intentaba huir del lugar.

“Vi lo que sucedía a mi alrededor y no quería ver más”, dijo. “Agarré mis cosas y, asustado y en estado de shock, crucé la calle”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.