Los fideicomisos del gobierno: fondos públicos sin control.