Astudillo minimiza violencia en Guerrero, asegura que pocas escuelas han cerrado

Desde el pasado 25 de septiembre, los maestros decidieron suspender las clases en más de 600 planteles educativos, pero el gobernador asegura que sólo son 100 escuelas. 

Regeneración, 14 de noviembre de 2017.- Para el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, la crisis de inseguridad que se vive en el estado es mínima, pues señaló que sólo 100 escuelas están cerradas por la violencia en la zona de la Montaña baja, 64 de ellas en Chilapa.

Asimismo, al opinar sobre el hallazgo más reciente de 14 cuerpos en una fosa clandestina en el municipio mixteco de Copanatoyac, dijo que “no son tantos muertos”.

LEER MÁS:  Última semana dejó 330 muertos en todo el país

En el comunicado oficial del gobierno de Astudillo, se informó que en esa fosa fueron encontrados seis cuerpos, además de seis cabezas cercenadas y dos osamentas.

Mientras tanto, los profesores de los municipios de Chilapa, Hueycantenango, Zitlala, Ahuacuotzingo y Atixtac alertaron que no hay condiciones para volver a clases pues la delincuencia sigue operando en esa franja a pesar del operativo policiaco militar.

Desde el pasado 25 de septiembre, los maestros decidieron suspender las clases en más de 600 planteles de educación básica, media y superior de la Montaña baja, y los cuales permanecen cerrados hasta el día de hoy por la creciente violencia en los municipios.

LEER MÁS:  Yunes prometió devolver seguridad a Veracruz, pero a un año de gestión no hay avance

Por esta medida, 62 mil 300 estudiantes y más de 3 mil 400 docentes y personal administrativo se han visto afectados.

Apenas el lunes pasado, Astudillo Flores se reunió con el gabinete de seguridad y anunció un reforzamiento de la seguridad en esta zona donde Los Rojos y Los Ardillos disputan el trasiego del opio.

El gobernador aseguró que los índices delincuenciales son mínimos y no detalló cómo se reforzarán los operativos militares en la zona. Únicamente se limitó a decir que 100 escuelas están cerradas por la violencia en la Montaña baja y que por ello se robustecerá la seguridad en Chilapa, para que vuelvan a operar con normalidad.  

LEER MÁS:  Indígenas tzotziles marchan para poner fin a la violencia entre Chenalhó y Chalchihuitán

 

 

Con información de Proceso

Comentar con facebook