Hace más de cien años, en los albores de la Primera Guerra Mundial cerca de 20 soldados austro-húngaros guardaban el paso Stelvio en los Alpes Italianos
Deshielo revela cueva de la Primera Guerra Mundial en Italia
Deshielo revela cueva de la Primera Guerra Mundial en Italia

Regeneración 5 mayo 2021. El derretimiento de un glaciar al norte de Italia dejó al descubierto una cueva de la Primera Guerra Mundial.

Se encontró comida, platos, abrigos, entre muchos otros artefactos.

Hace más de cien años, en los albores de la Primera Guerra Mundial cerca de 20 soldados austro-húngaros guardaban el paso Stelvio en los Alpes Italianos.

De acuerdo con la investigación, durante tres años y medio los soldados vivieron en unas barracas de madera construidas en una cueva a más de 3 mil metros de altitud en el monte Scorluzzo.

Esta contienda dentro de la Gran Guerra se desarrolló en los picos alpinos de Lombardía y los Dolomitas del Trentino en Italia.

Durante la década de los 90 debido al aumento de las temperaturas el hielo que lo cubría comenzó a revelar algunos objetos que usaron los soldados.

Se convertirá en museo

La existencia del cuartel del monte Scorluzzo se concocía desde hace tiempo pero en 2015 se derritió el hielo por completo y los investigadores pudieron entrar por primera vez.

Dicho refugio se clausuró en noviembre de 1918 y los soldados abandonaron la mayoría de sus pertenencias.

Al ingresar los científicos encontraron  camas de paja, ropa, linterna, periódicos, conservas y huesos de animales con los que se habían alimentado.

La cueva ya se excavó y el refugio con todos los artefactos se exhibirán en un museo que se inaugurará en la ciudad de Lombarda de Bormio en 2022.

«El conocimiento que podemos recopilar de las reliquias es una consecuencia positiva del hecho negativo del cambio climático”, señaló el historiados Stefano Morosini.

Agregó que el cuartel es como una cápsula del tiempo que nos ayuda a comprender las condiciones que experimentaron los soldados.