Ecuador: Piden indígenas no someter decisiones a transnacionales

Indígenas y Gobierno inician mesa de diálogo donde la CONAIE pide derogar decreto y el presidente Moreno propone otro, pero “reformado”

Regeneración, 13 de octubre del 2019. Un nuevo decreto “perfeccionado”, en referencia al 883 que eliminó el subsidio al combustible, propuso este domingo el presidente de Ecuador, Lenin Moreno.

Sin embargo, los grupos manifestantes piden que se derogue el decreto y que no se someta a los intereses de las transnacionales.

Durante la mesa, Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) , dijo que no venimos a conformar comisiones.

Nuevo decreto vs. derogatoria

“El pedido del país, no es del movimiento indígena, el pedido es la derogatoria del decreto, si esto se decide aquí, el país se tranquiliza en este momento«, señaló el presidente de la CONAIE.

El dirigente de los indígenas Leonidas Iza dijo que le están dando mucho crédito a Correa.

“Con respeto digo que es un acto de irresponsabilidad creer que la inconformidad que se escucha en las calles es solo de correístas”, mencionó.

La reunión inició alrededor de las 17:50 de este domingo, en un diálogo de paz entre el presidente Lenín Moreno y los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas y el Frente Unitario de Trabajadores.

A pesar de que estaba prevista para las 15:00, se atrasó por ‘razones operativas’.

En la cita también asistieron los presidentes de la Asamblea Nacional, del Consejo Nacional Electoral, del Consejo de la Judicatura, la fiscal general, el contralor.

LEER MÁS:  La Bolivia de Evo Morales durante su gobierno

Los intermediarios del diálogo explicaron la técnica para desarrollar el encuentro.

Dieron cinco minutos para la intervención de cada participante. El primero en hacerlo fue el presidente Lenín Moreno.

Moreno, en su primera intervención, propuso que comisiones de diálogo armen un nuevo decreto perfeccionado, en referencia al 883 que eliminó el subsidio a los combustibles.

“No hagamos el juego a quienes dejaron destrozado el país”, dijo.

La opinión de Lenín

Lenín Moreno dijo que aceptó el diálogo porque “es un hombre de interesarse en el otro, en conseguir la equidad”.

“Lo que no quiero dar bajo ninguna circunstancia es satisfacción y con los que no voy a conversar es con los correístas que se robaron la patria”, mencionó.

“Los bastardearon a ustedes, les quisieron robar las organizaciones sociales que yo les devolví, dijo Moreno dirigiéndose directamente a Vargas.

Piden la derogación del decreto
Del lado indígena, Jaime Vargas dijo que llegaba con el saludo y peticiones de 15 nacionalidades y 18 pueblos.
Agradeció a quienes han colaborado con los indígenas en los días que han estado en las calles capitalinas.
“Es una medida que golpea a los estratos más pobres de la población”, mencionó.
Dijo que la medida no genera desarrollo sino injusticia social.

No a las transnacionales

LEER MÁS:  Primera alcaldesa lesbiana en Bogotá de izquierda, feminista y ecologista
Su petición es la derogatoria del decreto y pide al Ejecutivo que respete las normas constitucionales.
“La improvisación de la política económica nos ha llevado a este estado de convulsión”, dijo.
“Antes de que envíe las reformas legales anunciadas, la Corte Constitucional realice el respectivo control de constitucionalidad”, solicitó.
“Demuestre que es una persona de diálogo”, le dijo Vargas a Moreno. «Esperamos que hoy se encuentre una solución definitiva y duradera», dijo.
“El buen Gobierno es el que defiende a su pueblo, no los intereses de las transnacionales. Hoy se ve y se siente clarito señor presidente que la derecha está administrando el país”, dijo Vargas.
“El Fondo Monetario Internacional, y es por eso que estamos aquí, hemos hecho todo el esfuerzo posible”, expresó el dirigente.
Vargas consideró que Moreno «tiene ministros vagos que no hacen nada por la patria», acusó.
“Nunca contestan los celulares. Si en verdad quiere seguir construyendo los sueños de nuestro país, cambie la estructura de todo el país, expresó.

«No nos tuvieron compasión»

El representante de los movimientos indígenas dijo que «se han violado muchos derechos constitucionales».
“Como el derecho a la protesta, durante las manifestaciones que han realizado en todo el país”, mencionó.
«Con mis propios ojos he visto morir a mi gente, a mis líderes», mencionó y sentenció:
«No vamos a negociar nuestros caídos. Esperamos que hoy se encuentre una decisión definitiva y duradera».
Pidió al mandatario la separación del cargo de los ministros del Interior, María Paula Romo; y de Defensa, Oswaldo Jarrín, por la actuación de las fuerzas policiales y militares en las manifestaciones.

En la misma línea se pronunció Mirian Cisneros, del pueblo Sarayaku, en la Amazonía ecuatoriana.

LEER MÁS:  Piñera sucumbe ante protestas, anula alza en tarifas eléctricas

Reclamó al mandatario por la represión vivida, en especial, el ataque que sufrieron en las inmediaciones del Parlamento el pasado viernes. «No nos tuvieron compasión», dijo.

«Han muerto nuestros hermanos, eso quiere decir que el presidente nos está mandando a atacar», agregó y señaló que eso ha pasado, pese a que han «venido con una lucha pacífica».

«Que en su conciencia quede todos los hermanos caídos en esta lucha», le enfatizó al mandatario.

Cisneros también señaló que en estas protestas no se han sentido sola, «porque la lucha ha sido de todos los pueblos ecuatorianos, mestizos, indígenas».

La derecha está administrando al país

Vargas también señaló: «hoy se ve, se siente clarito, señor presidente, que la derecha está administrando el país y el Fondo Monetario Internacional (FMI)».

Por ello, pidió al mandatario que «transparente todos los acuerdos a los que ha llegado con el FMI».

cargando...