De aprobarse modificaciones conservadoras a la Ley de Derechos de niñas, niños y adolescentes y educación, implicaría que se veten temas de diversidad, inclusión, perspectiva de género y educación sexual y reproductiva. 

Regeneración, 18 de julio de 2020. Son ya cinco estados de la República, Aguascalientes, Chihuahua, Ciudad de México, Querétaro y Nuevo León, en los que las bancadas legislativas de PRI y Encuentro Social han presentado la iniciativa de establecer pin parental, con el fin de hacer que los padres de familia autoricen o no temas de diversidad, inclusión, perspectiva de género y educación sexual y reproductiva.

De acuerdo con la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, éstos son fragmentos de las iniciativas de modificación que han propuesto en los estados.

Aguascalientes: “La autoridad educativa estatal dará a conocer de manera previa a su impartición, los programas, rusos, talleres y actividades análogas en rubros de moralidad, sexualidad y valores a los padres de familia a fin de que determinen su consentimiento con la asistencia de los educandos a los mismos, de conformidad con sus convicciones”.

PRI Chihuahua: “Los padres… tendrán derecho a manifestar su oposición o negativa a que sus hijos participen en actividades, talleres, pláticas o charlas que contravengan sus principios morales, éticos o religiosos”.

PES CDMX: “Los padres o tutores que así lo deseen, pueden no otorgar su consentimiento para dichas actividades por escrito previo a que se efectúen, el cual es denominado PIN parental, sobre el contenido de seminarios, charlas, talleres y/o actividades que se impartan en los centros educativos”.

PES Querétaro: “Los padres o tutores tendrán el derecho de prestar su consentimiento previo, conjunto, o por escrito el cual se denomina PIN parental, sobre el contenido de las clases y actividades que se impartan en los centros que sea contrarios a sus convicciones éticas, morales o religiosas”.

Respecto del tema, diputadas de Morena declararon recientemente una postura en contra del pin parental, calificándola “limitante de derechos”.

“El discurso antiderechos no pasará, como pretenden con el pin parental, porque la discriminación es un obstáculo para el desarrollo de las personas, al poner barreras para que accedan a sus derechos”, declaró Wendy Briceño.

Asimismo, la senadora Jesusa Rodríguez también emitió su opinión, a raíz de una conferencia de prensa organizada por el Frente Nacional por la Familia respecto del tema.