Empresa estadounidense que instalaría taxímetros demanda a la CdMx, Sheinbaum acusa de abusivos

La empresa que instalaría 138 mil taxímetros digitales durante la administración de Mancera, acusa que le expropiaron la concesión y demanda al gobierno de la CdMx.

Regeneración, 15 de julio del 2020.La empresa L1BRE LLC acusó al Gobierno de la Ciudad de México de expropiarle una concesión otorgada a su filial Servicios Digitales Lusad. Esta empresa debería de instalar 138 mil taxímetros digitales, así como el desarrollo de una aplicación móvil en el transporte.

Debido a lo anterior el Gobierno de Estados Unidos asumió la defensa de la empresa. Esto después de que el senador del Partido Republicano, George Edward Bell Holding, entregara al representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, el expediente para defender a la compañía.

LEER MÁS:  Hospitalización por Covid-19 en la CDMX continúa a la baja

Ante esta situación la mandataria capitalina indicó en videoconferencia, que la empresa había presentado una demanda legal. Ante lo cual la el Gobierno de la CdMx y el federal, están litigando, dado que es una demanda internacional.

Sheinbaum explicó que no era concesión, sino que se intento obligar a los taxistas para contratar a una empresa. Esto «en un esquema monopólico donde ni siquiera hubo licitación».

El servicio fue asignado por la administración de Mancera

Incluso indicó que la empresa no había erogado nada, pues ya tenía su propio desarrollo. Por lo cual la mejor opción fue hacer pública la situación a través de la Agencia de Innovación Pública (ADIP).

“No fue una expropiación, nos pareció un serio abuso el contrato que se había realizado en la administración pasada en donde los taxistas tenían que pagar por la utilización de una tableta”, indicó Sheinbaum.

Sheinbaum indicó que este servicio tipo plataforma como Uber o Didi es oneroso para los taxistas.

LEER MÁS:  SEP anuncia fechas de inscripción extemporánea de educación básica en la CDMX

Incluso indicó que los taxistas se oponían a la contratación de este servicio, que no fue licitado, sino asignado por la pasada administración. Por lo cual, esta administración decidió que era un acto monopólico y se decidió que no se hiciera.