Empresas extranjeras ya no ven a México como ‘tierra de conquista’: AMLO

«Es cosa de hablar con todas las empresas que pensaban que lo que no podían hacer en su país sí podían hacerlo aquí» señaló AMLO sobre algunas mineras

Regeneración, 14 de septiembre, 2020. Las empresas extranjeras, especialmente mineras canadienses, que cometían abusos y daños al medio ambiente en México están dejando de ver al país como ‘tierra de conquista’ y han cambiado su manera de actuar, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Nosotros queremos que haya un auténtico Estado de derecho, que se respete lo concesionado», garantizó a las mineras, «nada más que se cuide el medio ambiente y muchos lo están haciendo así», afirmó el presidente en la conferencia matutina de este lunes.

«Empresas extranjeras ya están en un plan distinto, es cosa nada más de hablarles como lo estamos haciendo, estamos hablando con todas las empresas que antes venían y pensaban que México era tierra de conquista, que lo que no podían hacer en su país sí podían hacerlo aquí, que aquí podían utilizarnos como basurero y todo lo resolvían con sobornos, las autoridades al servicio de estas empresas».

El tema vino al caso luego de que un reportero le preguntara a AMLO si cancelaría las concesiones a mineras extranjeras que hay vigentes en el país.

«No, respetamos ahí los acuerdos, las concesiones», dijo. Sin embargo, no se entregarán nuevas concesiones pues «ya lo entregado ha sido más que suficiente», abundó.

LEER MÁS:  Los grandes deudores de impuestos en México. Infografía. Video

Recordó que entre los sexenios de los entonces presidentes (1988-2018) Carlos Salinas de Gortari a Enrique Peña Nieto se entregaron «120 millones de hectáreas del territorio nacional, el 60 por ciento del territorio nacional. México tiene 200 millones de hectáreas y entregaron 120 millones de hectáreas«.

«Porfirio Díaz se vio ‘fresa’ en comparación de estos gobiernos neoliberales», dijo, y agregó que terminar de explotar más de la mitad de ese territorio tomaría miles de años.

«¿Por qué tanto? Porque utilizaban los títulos de concesión para especular en lo financiero. Y no les costaba nada porque no había impuestos, Salinas de Gortari quedó los impuestos a la extracción de minerales. Se pagaba un derecho, una cosa mínima por hectárea, entonces hubo una modificación -en eso también tuvimos que ver nosotros cuando estábamos en la oposición- a la ley minera y empezaron a cobrar los impuestos».

El presidente señaló que debido a lo anterior, porque las empresas no quieren pagar impuestos, han devuelto concesiones.

Reiteró que no hay problemas con las concesiones que actualmente se están trabajando siempre y cuando «se cuide el medio ambiente, que no haya contaminación, que se paguen los impuestos y que se les paguen buenos salarios a los trabajadores mineros, igual como lo hacen en Canadá»:

«Que cuiden el medio ambiente como lo cuidan en Canadá, paguen los impuestos como pagan en Canadá y les paguen bien a los trabajadores mineros, como les pagan y les dan prestaciones en Canadá. Eso es todo».

LEER MÁS:  Becas Benito Juárez y Pensión a Adultos Mayores, tendrán mayores recursos para el 2021

AMLO continuó hablando del tema, esta vez sobre crímenes relacionados a mineras.

«Además de abusos hasta hubo crímenes a quienes se enfrentaron a estas mineras, incluso solapados esos crímenes por los gobernantes», denunció el presidente.

«Fíjense que estoy hablando -ya lo he dicho en otras ocasiones, pero no está demás repetirlo- de concesiones mineras que se entregaban sin que los dueños de la tierra lo supieran, hay gente que todavía no sabe que lo que está debajo de su tierra ya fue concesionado, propietarios privados, ejidatarios, comuneros. ¿Cómo se iba a saber?»

El mandatario señaló que esa era una causa de conflictos:

«De repente llegaban a comunidades de Oaxaca con un título de concesión, con el apoyo de las autoridades, a decir: ‘Vamos aquí a trabajar, aquí vamos a escarbar porque va a haber una mina y aquí está el permiso, la concesión’ y empezaba el conflicto, la gente defendiendo sus tierras y empezaba la corrupción, el soborno, la compra de autoridades, la entrega de dinero a presidentes municipales, a comisariados ejidales, para que aceptaran; y si se resistían, represión».

Un casi así ocurrió en el estado de San Luis Potosí, expresó el presidente, «un asesinato de un presidente municipal», dijo, «y lo más triste es que dejan de sustituto al hijo y lo someten para que aceptara la explotación minera».