Expertos de la UNAM crearon un cubrebocas con nanocapas de plata y cobre que es capaz de desintegrar el virus causante del Covid-19

El equipo de la universidad creó una mascarilla que desintegra los virus 

Regeneración, 26 de agosto de 2021. Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crearon un cubrebocas capaz de inactivar el virus SARS-CoV-2.

El cubrebocas presentado por los especialistas está hecho con nanocapas de plata y cobre, materiales capaces de evitar que el virus causante de Covid-19 traspase hacia la nariz y boca.

Un video de la institución educativa señala que el cubrebocas nombrado ‘SakCu‘ cuenta con una capa interna y externa, además es cómodo, lavable y reutilizable.

La mascarilla fue elaborada por un equipo de especialistas liderados por Sandra Rodil, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM.

«Ambos metales tienen claras evidencias de que poseen actividades antibacterianas, incluso antifúngicas»

La prenda contiene tres capas de protección, dos de ellas son de algodón y la otra de una aleación de metales que puede evitar el traspaso del virus.

LEER MÁS:  Científicos crean chicle para evitar contagios de Covid-19

El cubrebocas se caracteriza por sus nanocapas de cobre y plata

Asimismo, la Gaceta UNAM publicó un video donde se explicó que el nombre de la mascarilla es Sak (plata en maya) y Cu que es la sigla de cobre en química.

Sandra Rodil explicó que las superficies de cobre han sido investigadas y consideradas como de mayor reducción del virus SARS-CoV-2.

Expertos de la UNAM probaron el cubrebocas contra el coronavirus

Para demostrar la eficacia del ‘SakCu’ los especialistas de la UNAM en conjunto al Hospital Juárez de México realizaron un estudio de prueba.

LEER MÁS:  Científicos crean chicle para evitar contagios de Covid-19

La obtención de los resultados consistió en colocar algunas gotas del virus, provenientes de pacientes positivos a Covid-19, sobre la capa de cobre con plata.

Después de 8 horas, los expertos se dieron cuenta de que el virus con carga excesiva había desaparecido en un 80 por ciento.

Por otra parte, al colocar una cantidad menor de las gotas con el coronavirus, encontraron que desapareció en dos horas.

Otro beneficios de esta mascarilla es que sus materiales no producen toxicidad celular, lo cual llegaría a producir efectos adversos a largo plazo.

Finalmente, los expertos de la UNAM aseguraron que ya están trabajando en una mascarilla de tipo quirúrgico con este tipo de material.