Exsecretario de Defensa de EU se lanza contra Trump, dice que divide al país

El exsecretario de defensa de EU, James Mattis, rechazó la decisión de Donald Trump de militarizar la respuesta a las protestas por la muerte de George Floyd.

Regeneración, 3 de junio de 2020. James Mattis, exsecretario de Defensa de EU, rechazó este miércoles la decisión del presidente Donald Trump de militarizar la respuesta a las protestas.

Consideró que viola los derechos constitucionales, además de que no está haciendo su trabajo por unir a los ciudadanos de ese país.

James Mattis criticó fuertemente las advertencias de Trump de enviar al Ejército a las calles para contener los disturbios en las protestas, así como el envío de tropas a esta capital, y pidió rechazar que se piense en las ciudades como un “espacio de batalla”.

LEER MÁS:  López Obrador señaló que el discurso de Trump ha cambiado con respecto a los inmigrantes

“Cuando me uní al ejército, hace unos 50 años, hice un juramento para apoyar y defender la Constitución. Nunca soñé que a las tropas que hicieron el mismo juramento se les ordenaría, bajo ninguna circunstancia, violar los derechos constitucionales de sus conciudadanos”, señaló el exsecretario de Defensa de EU al medio The Atlantic.

Cabe señalar que el exsecretario de Defensa renunció a su cargo en 2018 a modo de protesta por la política del gobierno de Trump en Siria.

En el comunicado publicó este miércoles, acusó al presidente Trump de dividir a la sociedad estadounidense.

LEER MÁS:  Trump firma iniciativa que brinda mejores oportunidades económicas y educativas a hispanos

“Militarizar nuestra respuesta, como vimos en Washington D.C., crea un conflicto, un conflicto falso, entre la sociedad civil y militar. Erosiona la base moral que garantiza un vínculo de confianza entre hombres y mujeres en uniforme y la sociedad a la que han jurado proteger, y de la cual ellos mismos son parte”, escribió.

“Donald Trump es el primer presidente de mi vida que no intenta unir al pueblo estadounidense, ni siquiera pretende intentarlo. En cambio, trata de dividirnos. Estamos presenciando las consecuencias de tres años de este esfuerzo deliberado […] de tres años sin un liderazgo maduro”, señaló Mattis.