Artículo Dedicado A La Doctora Claudia Sheinbaum

Por Ana María Vázquez

RegeneraciónMx.- 35 mil dólares no es mucho en manos de Juan Francisco Ealy Ortiz, dueño de El Universal, y aunque sabe como todos que cualquier cantidad en efectivo que rebase el límite permitido debe ser declarada, no lo hizo. No juzgaré lo que me parece un acto deliberado por provocar el escándalo que, como en un juego de boliche “tiró los pinos”. Ahora empiezan a salir las acusaciones directas a Santiago Nieto en reciente artículo de la revista Eje Central, en el que se asegura que Nieto pedía “moches” para descongelar cuentas, acusación tan grave que habrá que demostrar; tampoco de Sara Paola Gálico Félix Díaz, quien renunciara a la titularidad de la Secretaría de Turismo, no, no va por ahí, aunque aún hay mucha tela de donde cortar.

Otro de los “caídos” en esta hecatombe y del que no nos habríamos enterado si no hubiera estado dentro de la lista de invitados en el vuelo privado de Ealy y de la mano con Paola Félix es Alejandro Gou. Para quien no lo conoce, tanto él, como su hermano Enrique son productores de teatro por herencia (aunque dichas producciones difícilmente puedan pagar “los de abajo”), organizador por ADJUDICACIÓN DIRECTA del Desfile de Día de Muertos, recibió 14 millones de pesos para la realización de tal evento. Su hermano, Enrique, ex candidato por el Partido Verde a la Gubernatura de Puerto Vallarta, misma que perdió por, entre otras cosas, disfrazar a través de un espectáculo público lo que en realidad era un acto político, era director General de Derechos Culturales y Recreativos de la Alcaldía Cuauhtémoc (cargo al que renunció debido al escándalo, alegando “principios éticos”, dicha renuncia según dijo, se hará efectiva el próximo 16 de noviembre).

LEER MÁS:  ¡Atentos! Arranca vacunación para adolescentes de 15 a 17 años en la CDMX

Ambos hermanos, productores y directores son exitosos por supuesto, lo criticable en este caso es la ADJUDICACIÓN DIRECTA, EL CONFLICTO DE INTERESES y los 14 MILLONES para un espectáculo de “importación”, y la pregunta va directa para la Doctora Sheinbaum. ¿Por qué?

Desde que recuerdo, y llevo muchos años en esto, los monopolios han sido el gran problema para el florecimiento del arte (aunque por supuesto es en muchos ámbitos me ocuparé sólo de éste); si no pertenecías a un grupo u otro, no tenías la menor oportunidad de destacar, proponer, hacer o crear; Salvador Varela en su momento tuvo 5 teatros, casi todos con espectáculos de “ficheras”, porque era “lo que dejaba”; en la literatura no es diferente, los círculos del “Editorial Clío” tenían un preciso control sobre quien destacaba y quien no.

Debo reconocer que el “espectáculo” del desfile ya mencionado no me emocionó, ni siquiera me interesó ya que lo considero muy lejano a lo que somos, 007 no puede venir a decirnos lo que es México y su extraordinaria cultura. ¿Habría que hacer algo?, por supuesto, pero no solo en Día de Muertos, sino en el día de cada una de las tradiciones de nuestra extraordinaria raíz.

Al revisar en la prensa la lista de pasajeros, el nombre saltó de inmediato, es gente que conozco muy de cerca, que tiene como Krauze o Varela, monopolio de los espectáculos en México. ¿Uno más?, ¿por adjudicación directa?, ¿en conflicto de intereses?, con tantos millones y por cierto, ¿más de 500 voluntarios?

En política la forma es fondo, dice el presidente; las formas que también deben cambiar son las de los monopolios, las de las adjudicaciones directas, las del amiguismo o las de la consanguinidad.

LEER MÁS:  Así se vendía la Reforma Energética de Peña con Loret de Mola

Un vuelo tiró muchas cabezas y ninguno de los mencionados está ya con cargos públicos (eso se dice), México es un país donde basta una simple convocatoria abierta para que broten miles de ideas cada cual más competitiva y de las que, como estábamos acostumbrados a vivir en austeridad desde antes, estoy segura que no costarían 14 millones.

Se debe rescatar nuestra raíz sin “espejitos”, esos se los dejamos a los viejos carcas españoles, se debe rescatar la pureza de lo que somos, la fastuosidad de nuestra cultura, pero no con un espectáculo de OCESA, del que uno de los mencionados es socio.

Dejemos a los empresarios con sus monopolios, no permitamos que permeen la nueva administración, que nos vendan lo que no nos corresponde, ya tienen su público de Polanco que paga $1,500. – por boleto. La Cultura debe ser manantial para abrevar y producir entre todos lo que somos y no para incidir en la desigualdad entre los creativos que ya de por sí es mucha y alarmante.

México está listo y preparado para mostrar su majestuosidad al mundo, nuestra obligación, es el preservar la memoria histórica, es rescatar nuestro patrimonio eternamente contaminado por la cercanía con Estados Unidos y la interminable basura televisiva. No más monopolios.

Una de las frases más interesantes de Carlos Fuentes es: “Pero cuando la Revolución dejó de ser revolución, el movimiento intelectual y el obrero se encontraron que eran movimientos oficiales”.  Hagamos oficial la apertura a los movimientos culturales tradicionales fuera de los monopolios y los espejos, sin pagos de favores, sin nepotismos. Parafraseando a Fuentes: Hagamos oficial la Cultura de TODOS PARA TODOS.

Sigue a Ana María Vázquez en Twitter como @Anamariavazquez