«Huachicoleros del agua» amenazan de muerte a ecologistas

Ambientalistas realizaban una obra en Coahuila para evitar el desperdicio del vital líquido, cuando fueron amedrentados por un trabajador municipal y presuntos ejidatarios.

Regeneración, 23 de septiembre, 2020. Defensores de los recursos naturales fueron amedrentados con ser encarcelados y también amenazados de muerte cuando intentaban realizar trabajos para la conservación y restauración de los humedales en Cuatro Ciénegas, Coahuila.
Los ambientalistas Mauricio de la Maza y Óscar Leal, de Pronatura Noreste, así como el documentalista David Jaramillo, denunciaron que la advertencia provino de Leobardo Sánchez, un trabajador del municipio gobernado por Yolanda Cantú (PAN).
Los activistas abundaron que Sánchez iba acompañado de personas del ejido San Juan Boquillas, a quienes los ecologistas identificaron como «huachicoleros del agua», que se oponen a las obras para evitar la extracción irracional del vital líquido.
“En todo este tiempo no habíamos sufrido una agresión tan directa por parte de los ejidatarios de Juan Boquillas y por parte de un miembro del municipio. Nos amenazó y nos retuvo, cuando llegaron sus compañeros del ejido Juan Boquillas, amenazando que iban a venir más y que nos iban a matar”, denunció David Jaramillo, autor del documental «Una película sobre el origen de la vida».
En declaraciones al diario Milenio, Mauricio de la Maza, director general de Pronatura Noreste y Óscar Leal, coordinador del Programa de Agua de la misma organización, contaron que los hechos ocurrieron el 4 de agosto y 2 de septiembre, cuando en un terreno con previa autorización del dueño, pretendían construir un gavión de piedra en el cauce del Canal Saca Salada, por donde se pierde la mayor cantidad de agua del valle de Cuatro Ciénegas.
“Están huachicoleando el agua, son ‘huachicoleros de agua’ para fines prácticos; ha habido mucho desorden, pésima gestión y pues ellos creen que tienen derecho a extraer el agua porque pasa por ahí, no quieren creer que el sitio se va a perder y al final si esto se colapsa pierden todos y nos quedamos todos sin este elemento importantísimo”, expresó De la Maza.
Abundó: “Se invirtieron 700 millones de pesos y nunca se cancelaron los canales y empezaron a sangrar ahora al valle por los tubos y canales, llevamos así todo el sexenio de Calderón, de Peña Nieto y lo que va de éste”.
Destacó que el valle recibe anualmente 100 millones de metros cúbicos en agua de lluvia al año, pero “hoy por hoy se están dejando perder, entre 80 y 95 millones de metros cúbicos, se está quedando menos del 10 por ciento del agua dentro del valle, es decir, tienen una tina a la que le quitaron el tapón, están dejando correr el agua y lo que pasa es que se está secando”.
Dichas obras se realizarían con el aval de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) por lo que uno de los técnicos de la dependencia se encontraba con ellos, y también fue amedrentado.
Mauricio de la Maza explicó que Pronatura se dispuso a realizar dichos trabajos que corresponden a la Comisión Nacional del Agua, debido a que durante años, esa dependencia ha sido omisa en su cumplimiento, por lo que solicitó autorización a la Secretaría de Medio Ambiente para llevarlos a cabo, a fin de reducir la pérdida del caudal de agua y evitar que desaparezcan los humedales que ahora “agonizan”.