Lydia Cacho informó que las autoridades de Líbano, le retiraron su pasaporte libanés y mexicano a Kamel Nacif para que no pueda salir del país
Kamel Nacif pagó fianza y está libre en Líbano: Lydia Cacho
Lydia Cacho confirma que Kamel Nacif está en libertad bajo fianza en Líbano

Regeneración, 14 de mayo de 2021. La periodista Lydia Cacho informó que tras ser detenido en Líbano, autoridades concedieron la libertad bajo fianza a Kamel Nacif, empresario acusado por los delitos de tortura, delincuencia organizada y pornografía infantil.

Le retiran sus pasaportes

En sus redes sociales, la periodista detalló que al empresario, también conocido como «El rey de la Mezclilla», le retiraron sus pasaportes libanés y mexicano, para que no pueda salir del país.

«Autoridad libanesa detuvo a Kamel Nacif, le retiraron sus pasaportes libanés y mexicano para que no pueda salir del país. Está en libertad bajo fianza. Es un momento crítico para que se le juzgue por tortura, delincuencia organizada y pornografía infantil. Testifiqué», señaló Lydia Cacho.

Próxima audiencia en junio

Además, dijo que la próxima audiencia sobre el caso en Líbano será el 15 de junio donde demostrará «cómo un empresario vinculado a las más altas esferas del poder mexicano se convierte en tratante de niñas y de adultas en la explotación laboral. Lavador de dinero, operador del Senado Mexicano».

Lydia Cacho testificará

Este jueves, la periodista llegó a Líbano para testificar en contra de Kamel Nacif, a quien señala como autor intelectual de la tortura que sufrió tras su detención en 2005 por los delitos de difamación y calumnias, luego de publicar su libro «Los demonios del Edén».

«Testificando ante las autoridades libanesas por el arresto de Kamel Nacif Borge. El empresario tratante de niñas que orquestó mi tortura, compró niñas pequeñas para prostituirlas, lava dinero y evadió al fisco en los Estados Unidos», indicó.

En marzo de este año, trascendió que Nacif fue detenido por autoridades libanesas en octubre de 2020; sin embargo, la falta de coordinación entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Fiscalía General de la República (FGR) impidió que la periodista conociera la situación y actuara en consecuencia.