La Tuta de la Familia Michoacana se queja ante juez de tortura en prisión

La Tuta acusó segregación, castigos y negativa de alimento. Enfrenta condena de 47 años por delincuencia organizada y delitos contra la salud

La Tuta acusó segregación, castigos y negativa de alimento. Enfrenta condena de 47 años por delincuencia organizada y delitos contra la salud

Regeneración, 26 de enero de 2024. Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta” se queja de tortura e incomunicación al interior del Penal del Altiplano en el Estado de México.

Lo anterior, informó este viernes 26 de enero el periodista Manuel Espino de El Universal.

Ante tal situación, un juez federal concedió una suspensión de plano luego de que se tramitara un juicio de amparo ante el Juzgado Decimotercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de CDMX.

Y precisamente, en el cual señaló vivir segregación, castigos y negativa de ser proporcionado con alimento.

Tuta

Por ello, se le otorgó medida cautelar para notificar y dar fe de la integridad física y condiciones en las que se encuentra la Tuta.

Como se sabe el capo enfrenta una condena de 47 años por los delitos de delincuencia organizada y delitos contra la salud.

Asimismo, se relata que en marzo de 2015, elementos de la extinta Policía Federal dieron cumplimiento al mandamiento de captura que había en contra de Servando “G”.

En enero de 2022, dice además, un juez del Estado de México concedió un amparo para la Tuta para que recibiera atención psiquiátrica y le suministraran los medicamentos que necesitaba.

E incluso indica que e le ha diagnosticado trastorno de ansiedad, dolor de cabeza e insomnio.

LEER MÁS:  Sheinbaum postula estabilidad financiera en Convención Bancaria

Ayuda

Cabe destacar que se sabe que Servando Gómez nació en Arteaga, Michoacán en 1966.

Y que a la par de su actividad como campesino y docente, también comenzó a ayudar en la formación de centros de ayuda contra las personas adictas al alcohol y las drogas.

Ahí, en los centros de ayuda contra las personas adictas que Gómez Martínez tuvo su primer contacto con el narco, ya según información de la BBC, los narcos visitaban dichos centros para reclutar sicarios.

Seguidamente se dice que de ese modo la Tuta conoció al “Doctor” Nazario Moreno González quien también era conocido como “El Chayo” y “El Más Loco”.

De ahí nació La Familia Michoacana.

Pastel

De acuerdo con el diario Excélsior, uno de los informantes del narco fue el responsable de su caída registrada el 27 de febrero de 2015.

Precisamente, el día en que el capo cumplía años, las autoridades confirmaron que la casa que ubicaron con anterioridad, en la que constantemente entraban sus protectores, era de Gómez Martínez.

Los agentes habían usado varios disfraces, de vendedores, técnicos, pero no encontraban pruebas suficientes para solicitar una orden de cateo.

Sin embargo, aquel cumpleaños, el 6 de febrero de 2015, que vieron a mucha gente entrar, y una persona llevaba en sus manos un pastel de chocolate.

LEER MÁS:  “Vengo con autoridad moral”; Clara Brugada exhibe a Santiago Taboada en 2do debate

No era del informante el obsequio, solo era el intermediario, el pastel lo envió al capo su pareja sentimental, María Antonieta Luna Ávalos.

Esto, como regalo por su cumpleaños número 49, según informó The Washington Post.

Enfrenta

Habitantes de la región de Tierra Caliente han reportado una serie de enfrentamientos armados en diversas comunidades del municipio de Tumbiscatío.

Esto es, el antiguo centro de operaciones del narcotraficante Servando Gómez Martínez, la Tuta, uno de los líderes del cártel de Los Caballeros Templarios.

Y es que en redes sociales, los habitantes han denunciado que los ataques armados se han agudizado en los últimos 20 días, principalmente en las localidades de Playitas y Las Cruces.

Tumbiscatío es territorio en disputa por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cárteles Unidos (Los Viagras y Blancos de Troya) y Los Caballeros Templarios.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Síguenos en nuestro canal de YouTube también