#Opinión: El monopolio de la verdad (Parte IX)

Por Fernando Valdés Tena

Pedro Ferriz de Con interceptó a Carmen Aristegui al entrar a la cabina radiofónica de Imagen Informativa que conducía en 2002, y de manera prepotente le lanzó: “¿A dónde? ¡Tú ya no vas a conducir el noticiario!”, lo cual suscitó una agria discusión entre ambos por divergencias sobre la línea editorial de la empresa propiedad de los muebleros, de origen convertidos al foxismo, los hermanos Vázquez (Raña).

Ferriz era socio y director editorial de Grupo Imagen; hijo del legendario periodista Pedro Ferriz Santa Cruz —dupla de Jacobo Zabludovsky en sus inicios— y compañero de Carlos Loret de Mola en la conducción del Teletón. Fue célebre por la calumnia y disculpa posterior al director del semanario Proceso, Julio Scherer García, en un episodio que maltrató su fama pública y salpicó de infracciones éticas su trayectoria profesional. Desde tiempos de Ernesto Zedillo, dirigió a Aristegui y Javier Solórzano en el noticiero “Para Empezar” de MVS Radio.

Y no sería el único verdugo por presiones de Los Pinos. Iniciaba un infausto sexenio para la libertad de expresión, con Felipe Calderón como presidente. Este había visitado a José Gutiérrez Vivó (JGV) en su oficina de San Jerónimo para proponerle sutilmente que vendiera los periódicos El Heraldo de México y El Heraldo de Puebla, que había adquirido en 2003 para convertirlos en Diario Monitor. Ante el evidente rechazo del periodista, el 29 de Junio de 2007 JGV anunciaba por Canal 52MX de MVS, el fin de 33 años de transmisiones ininterrumpidas de Monitor debido al boicot económico gestado desde el gobierno de Vicente Fox, que falsamente lo acusó de “perredista”; esto, aunado al litigio con Grupo Radio Centro y a la suspensión de las transmisiones de las frecuencias 1110 AM y 88.1 FM, se sumó la huelga del STIRT, en la que intervino el entonces Secretario del Trabajo prianista Javier Lozano Alarcón —hoy coanfitrión del programa matutino en Atypical Tevé del reconocido publicista Carlos Alazraki— quien sería designado para ejecutar una violenta operación subterránea que destruiría a Grupo Monitor y sus 1,200 trabajadores.

LEER MÁS:  Que gobernador panista Vila se separa o pierde candidatura plurinominal

En enero de 2008, cuando Calderón había designado a su cuñado Juan Ignacio Zavala —hoy pareja de María Scherer Ibarra, heredera de Proceso— para representar los intereses de PRISA, copropietaria de W Radio con Televisa, Aristegui anunciaba su salida repentina del programa matutino en la W aduciendo diferencias contractuales. El acoso hacia ella no cesaría.

La puntilla para JGV llegaría el 2 de Febrero de 2009 cuando personal del SAT embargó sus instalaciones propiedad de José Antonio Pérez Simón en la Colonia Doctores de la CDMX, con el argumento falaz de que la empresa editorial había incumplido un convenio, por lo cual se le vetó clausurándosele el espectro mediático y obligándolo a exiliarse en San Antonio, Texas, ante el hostigamiento y la persecución de que fue objeto.

LEER MÁS:  Liberados los 12 albañiles secuestrados en Anáhuac, Nuevo León; esto pasó

Y tampoco sería la última para Carmen: ya de vuelta a MVS en 2011 y a raíz de su incómoda pregunta sobre el presunto alcoholismo de Calderón, Joaquín Vargas Guajardo la cesaría fulminantemente, doblegado ante las presiones del gobierno “por haber incumplido el código de ética firmado con la empresa”. Alejandra Sota, vocera de la presidencia, quiso ser contundente y le declaró a CNN: “No interferimos en lo absoluto para que MVS tomara esta decisión”. Pero en su aseveración, Sota cometió una pifia que alentó más la especulación: “Es una decisión que tomó la empresa y nos la comunicaron una vez que fue tomada”. Sin haberlo querido, reconocía tácitamente la colusión entre la empresa radiofónica y la residencia oficial.

Estos dos episodios demuestran que la intolerancia se convirtió en el principal método de censura de los gobiernos panistas que olvidaron su pasado opositor.

Segob revela audios entre policías y criminales previo a la desaparición de los 43