Luego de que 6 presos palestinos escaparon de una cárcel de Israel, las autoridades penitenciarias aplicaron estrictas medidas.

Palestinos mantienen huelga de hambre en cárceles de Israel

Regeneración, 17 de octubre del 2021. Debido a las medidas represivas de Israel, más de 400 prisioneros palestinos mantienen una huelga de hambre en prisiones israelíes.

La mayoría de los hombres que se encuentran en las cárceles, forman parte de la agrupación Jihad Islámica.

Sin embargo, medios de comunicación de Israel aseguran que son menos de 250 prisioneros que se oponen a las medidas implementadas por el Servicio Penitenciario de Israel (IPS).

A través de un comunicado, el Club de Prisioneros Palestinos informó que la tensión se incrementó en las cárceles israelíes luego de que dos prisioneros se negaron a consumir también agua.

Seis prisioneros palestinos escaparon de una cárcel israelí

El pasado 6 de septiembre se fugaron 6 presos palestinos de la cárcel de máxima seguridad de Gilboa.

Aunque los presos fueron detenidos después, para los israelíes el escape fue considerado como acto vergonzoso; mientras que en la Franja de Gaza el escape fue considerado como acto de desafío.

La agrupación Jihad Islámica anunció que emplearán la fuerza si las autoridades penitenciarias de Israel mantienen las medidas restrictivas contra los palestinos prisioneros.

“Decretamos el estado de alerta general entre las filas de nuestros combatientes. Estamos completamente preparados y listos”, señaló en un comunicado el brazo armado del grupo.

El asesor de medio de la Comisión de Asuntos de Prisioneros y Exprisioneros Palestinos, Hassan Abed Rabbo, indicó que los prisioneros se encuentran en confrontación y choque abierto contra el IPS.

Entre las medidas que implementó el IPS tras la fuga de los 6 prisioneros, está el confinamiento solitario de numerosos detenidos y restricciones al acceso de servicios como el comedor y la televisión.

Por lo que, los prisioneros decidieron prender fuego a sus celdas en las cárceles de Ramon, Ofer y Kzi’ot.