La termoeléctrica de Huexca usará agua de drenaje que luego se tratará para que no contamine. Falta sólo un tramo para que suministre energía a Morelos

Regeneración, 26 de noviembre, 2020. La planta termoeléctrica de Huexca, Morelos, no va a consumir ni contaminar el agua de la región porque usará agua tratada, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia matutina, el presidente intentó calmar las preocupaciones de los manifestantes contra dicha termoeléctrica, quienes, de acuerdo con una reportera, «amagan con seguirse amotinando».

López Obrador explicó este jueves cómo funcionará la planta. «El agua que va a utilizar la termoeléctrica es un agua que se va a tratar, del drenaje de Cuautla«, indicó. Esto significa, agregó, que no usará agua «que actualmente tenga un uso de consumo humano o para riego».

Hay, además, «una planta de tratamiento de aguas negras que va a servir para limpiar esa agua y utilizar esa agua en esta planta termoeléctrica».

LEER MÁS:  Algunos periodistas hasta parecen agentes extranjeros: AMLO sobre reacción de caso Cienfuegos

Finalmente esa agua que ya usó la planta va a recibir «otro tratamiento» para que no contamine.

Sólo falta un tramo de 120 ó 150 metros para que suministre de energía a Morelos, señala AMLO

El mandatario adelantó que sólo falta «conectar un tramo que hacía falta de 120 metros, 150 metros de instalación de agua». AMLO indicó que con esta planta «se va a generar energía eléctrica para todo el estado de Morelos«.

Por esa razón, dijo «se inició un trabajo de convencimiento y de información a los campesinos que sentían que la planta los afectaba».

Garantizan agua para comunidades con obra de termoeléctrica La Huexca

Las protestas por la termoeléctrica, recordó AMLO, iniciaron cuando empezó a construirse la planta y un gasoducto para alimentarla. «Nosotros llegamos al gobierno, ya estaba terminada la obra, faltaban esos 120, 150 metros para conectar y que la termoeléctrica funcionara», indicó.

Finalmente, el presidente explicó que le interesa concluir la obra porque «se trata de una inversión de cerca de 25 mil millones de pesos«, de lo contrario se convertiría en chatarra.

LEER MÁS:  México, en el lugar 12 de aplicación de vacunas

López Obrador advirtió que puede permitir eso «porque estamos hablando que es dinero público. Es dinero del pueblo, de todos, y tenemos que actuar de manera responsable».

«Se llegó también al acuerdo de hacer obras en beneficio de las comunidades, de los ejidos», agregó el mandatario.

El proyecto de la termoeléctrica de Huexca inició en 2011, durante el gobierno de Felipe Calderón, se mantuvo durante el de Enrique Peña Nieto y el de López Obrador lo retomó.