Por los derechos de la juventud

Mujeres Jóvenes y "ninis"*

Atención, abrir en una nueva ventana. Por Cintia Velazco/ Contestación a la nota de SEGOB sobre NINIS y Mujeres Jóvenes

  Hace unos dias, el Gobierno Federal Mexicano señalo sobre la juventud una categoria como: ni estudian ni trabajan NINI; colocando en una poblaciónen condiciones vulnerables  la responsabilidad de su propio desarrollo, sin considerar las limitaciones y falta de mecanismos institucionales para ello.

En el caso de las mujeres jóvenes, cabezas de familias, madres solteras, afiliadas al trabajo informal, etc. Que se les consideran dentro de la cifras de NINIS, debido a que el trabajo doméstico no esta NI reconocido NI remunerado.  Cuando a las jóvenes les preguntan sobre a qué se dedican ellas contestan: “a nada, al hogar”.

Esta construcción cultural en la que el trabajo doméstico está invisibilizado,  es producto de la discriminación por género que caracteriza a nuestra cultura machista. Presumir que el alto porcentaje de las jóvenes mexicanas dedicadas al trabajo doméstico pueda o no estar vinculado a la exclusión social, es una trampa.

Las feministas hemos hecho énfasis en las dobles, triples y múltiples jornadas que asumen las mujeres que trabajan, estudian y cuidan de sus familias. Así en el contexto actual mexicano, en el cual es cada vez más difícil acceder a un empleo formal o a la educación, las mujeres jóvenes siguen estando a cargo, de lo que para el gobierno panista, es el pilar sobre el cual se funda la sociedad: la familia.

En estos términos tendríamos que cuestionarnos  tanto el término NINI como la idea machista de que las mujeres jóvenes dedicadas al hogar lo hacen por voluntad.

LEER MÁS:  Empleados de Google piden que la compañía no colabore con ICE

El rol del cuidado de los otros para la reproducción social y cultural, históricamente se ha considerado como una obligación de las mujeres y no como una ocupación.  Generando que las mujeres jóvenes no exijan un reconocimiento y una remuneración por él. Si bien el trabajo doméstico es una actividad que podrían realizar cualquier persona, son las mujeres jóvenes las que viven esclavas del hogar, las que anteponen el bienestar colectivo, familiar a su propio proyecto de vida. Son las mujeres jóvenes las que no han tenido la oportunidad de elegir su ocupación a causa de las inequidades de género vigentes y a un marco amplio de injusticia social.

LEER MÁS:  Ayotzinapa: no hubo comunicación entre policías y estudiantes

No basta con señalar que las mujeres jóvenes encuestadas se dedican al trabajo doméstico y reconocer que no es una labor menor, tendríamos que preguntarnos ¿por qué no están en las escuelas?, o ¿por qué no tienen un trabajo remunerado?. Habría que promover acciones afirmativas efectivas que reduzcan las brechas de género.

No podemos permitirnos la duda al respecto de la labor temprana de las mujeres jóvenes en el ámbito doméstico, esta es una situación de exclusión social que acota sus oportunidades y  fija el rumbo de las mujeres, que limita y violenta sus derechos humanos.

Coincidimos con el gobierno federal  que el manejo de cifras sobre población NINIS  debe ser cuidadoso,  sin embargo apelamos a que las políticas publicas deben ser más cuidadosas pues entonces tendrán que preguntarse que pasa con las mujeres jóvenes que se dedican al trabajo de la reproducción y doméstico, con las y los jóvenes que están buscando trabajo y  escuela y no lo encuentran, qué pasa y cuál es la realidad que viven las y los jóvenes que tienen algún tipo de discapacidad, ¿cuales son las oportunidades para estas y estos jóvenes? ¿Cuáles son las alternativas para las y los jóvenes mexicanos?

LEER MÁS:  Chiapas: 2 familias tseltales en peligro de ser quemadas vivas

Exigimos una normatividad nacional e internacional sobre juventudes,

Exigimos  que esta no sean letra muerta.

Que  las mujeres y hombres jóvenes decidamos el rumbo de nuestras vidas y no seamos NI el futuro de México NI el bono demográfico, queremos decidir libremente si queremos ser pieza clave para encarar el envejecimiento, no queremos más sobrenombres;

¡Queremos soluciones y alternativas!

¡Queremos el reconocimiento de nuestros derechos, igualdad de hecho, equidad de género,  derechos de las juventudes!

 

* Tomado de: Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos. ELIGE. http://elige.net/index.php?option=com_content&view=article&id=96:mujeres-jovenes-y-qninisq&catid=36:noticias&Itemid=76

{jcomments on}