Profeco retirará estas marcas de bóxers para hombres por ‘chafas’

La Profeco identificó en un estudio de laboratorio a las marcas de bóxers que no cumplen con los estándares de calidad

La mayoría de las marcas de ropa interior cumplieron con las normas del mercado mexicano 

Regeneración, 29 de octubre de 2021. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un estudio de laboratorio para determinar si las marcas de bóxers de hombre cumplen con los lineamientos de calidad.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, informó en Milenio que varias marcas de ropa interior para hombre presentaron despunte en costuras e incumplen con la cantidad de fibras que especifican.

Por otra parte, el titular de la Profeco indicó que el estudio revisó la relación entre precio y calidad de los bóxers.

Asimismo se revisaron otras características como la resistencia al lavado, que sean la talla correspondiente, los datos de las etiquetas y el contenido de las fibras.

LEER MÁS:  Revelan como Nestlé quiso boicotear el etiquetado frontal en México

La resistencia al lavado es una de las características primordiales de estas prendas

La Profeco exhibió a marcas de bóxers que no cumplen

Ricardo Sheffield explicó a Milenio que la mayoría de marcas de bóxers son productos mexicanos, chinos, salvadoreños y pakistaníes.

Entre las marcas que se estudiaron, el titular de la institución reconoció que casi todas las marcas cumplen con las normas del mercado mexicano.

Sin embargo, se detectaron cuatro productos que presentaron sobrante de tela en el despunte de las costuras, las cuáles son Polo, Dockers, George y Fruit of The Loom.

Finalmente, Ricardo Sheffield añadió que tres marcas de bóxers no cumplen con la cantidad de fibras, es decir, están hechos con material de baja calidad.

LEER MÁS:  Así van los precios de la canasta básica en mercados y supermercados

Lo anterior indica que los bóxers de las marcas George, Zaga y Skiny tienen etiquetado de estar hechos con materiales diferentes de los que están compuestos.

«Con los tres que no cumplieron el contenido de fibras, vamos a proceder, porque es una falta a la norma y es un engaño, entonces esos tres productos los vamos a ir a inmovilizar» concluyó Sheffield.

Finalmente, el titular de la Profeco indicó que el estudio completo estará disponible en la Revista del Consumidor de noviembre.

Dicha publicación también contará con un estudio sobre las pastas dentales para niños, las cuales también fueron analizadas por etiquetado, normas de calidad y hasta presentaciones.