Puebla: impensable y generoso movimiento estudiantil en la Benemérita

Puebla: #BUAPSePara, movimiento estudiantil auténtico, algo no visto en el estado de Puebla desde hace ya algunas décadas. Vida, justicia, democracia exigen

Movimiento estudiantil en la BUAP
Movimiento estudiantil en la BUAP

Regeneración, 3 de marzo de 2020. Puebla. Tras el asesinato de estudiantes la movilización universitaria se hizo presente con movilizaciones, paro y plantón. Un movimiento no visto así en décadas.

Por: Alonso Morales, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

El 23 de febrero el municipio de Huejotzingo, Puebla, fue escenario del asesinato de tres compañeros estudiantes de medicina.

Se trata de un hombre de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y dos más (mujer y hombre) de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

Aunado a los estudiantes murió un conductor de Uber quien sería el que los trasladaría a su lugar de destino.

La conmoción y la solidaridad de los compañeros estudiantes tanto de la BUAP como de la UPAEP, especialmente de las facultades de medicina, recurrieron el día martes 25 de febrero a la toma de sus instalaciones educativas.

Esto como manifestación de la indignación causada por estos hechos violentos, lo que se tradujo unas horas después en iniciar una marcha pacífica denominada ¡Ni una bata menos!.

Esto, con rumbo a “Casa Aguayo” así denominada la casa de gobierno del estado, esperando ser recibidos por el gobernador en los martes ciudadanos.

Con el fin de exigir que los asesinatos de los compañeros y del conductor no queden impunes, igualmente para demandar mayor seguridad en la ciudad de Puebla y en todo el estado.

LEER MÁS:  Evo Morales agradece a líderes que lo apoyaron durante su exilio

La activa y gran participación de los compañeros de la facultad de medicina logró que se contagiara a todas las demás unidades académicas de la BUAP.

Lo cual generó que el miércoles 26 de febrero todas y todos los estudiantes iniciaran un paro general e indefinido.

Por ello se tomaron las instalaciones de toda ciudad universitaria y de las demás facultades, en principio.

Algunos personajes institucionalizados que forman parte del consejo universitario de la máxima casa de estudios del estado intentaron liderar el movimiento, lo que generaría un paro no legítimo.

Pese a estos intentos se buscó y se logró que el paro y la toma de las instalaciones fuesen totalmente legítimas, todo esto por la vía pacífica.

Así desbancando a esos liderazgos que traían una línea institucional.

De ese modo este movimiento inimaginable fue dando sus primeros pasos de organización como un movimiento estudiantil auténtico.

Esto es algo no visto en el estado de Puebla desde hace ya algunas décadas.

El movimiento estudiantil impensable que logró legitimarse y ser auténtico por abanderar la exigencia de justicia de los asesinatos.

Es decir, la demanda de mayor seguridad no solamente de los estudiantes sino de la población en general.

Además, por poner sobre la mesa de la discusión la relevancia que tenemos los estudiantes en la sociedad y el gran factor de cambio que somos para lograr las transformaciones en busca del país que soñamos.

De igual forma arropando la lucha interna por buscar el respeto hacia las compañeras estudiantes que han sido víctimas de situaciones de acoso y hostigamiento.

LEER MÁS:  México denuncia a Luis Almagro por propiciar Golpe de Estado en Bolivia

Esto en las instalaciones universitarias.

Incluso, poner a debate la grave crisis de coacción sobre cualquier tipo de organización y participación en dentro de la universidad, buscando silenciar cualquier tipo de disidencia.

Existe un gran ánimo dentro de este movimiento por lograr materializar todas las demandas que estamos abanderando.

Esto porque dentro de cada estudiante tenemos ya una semilla de esperanza, que alienta a la solidaridad, al compañerismo dejando de lado al individualismo.

Incluso se refleja en cada acción que todas y todos hemos realizado a lo largo de estos siete días de paro indefinido.

Desde aportar una parte del día a estar en el plantón, a resguardar cada uno de los accesos a las instalaciones, en preparar los alimentos para todas y todos.

Todas estas acciones conllevan un gran aporte a este movimiento.

A lo largo de estos días la solidaridad de la ciudadanía a través del apoyo con insumos ha sido de gran ayuda, que nos impulsa a seguir adelante y firmes en nuestra causa.

«Estamos convencidos que esta es una responsabilidad histórica y que nuestras causas justas y nuestros principios…»

«…, guiados por el respeto y la vía pacifica nos llevarán a concretar las demandas que son el sentir y la necesidad urgente de las y los estudiantes».