Rafael Pacchiano, titular de la Semarnat: un gerente de BMW sin formación ambiental

    Rafael Pachiano titular de la Semarnat, no tiene antecedentes en ningún tema sobre medio ambiente.

    Según la Auditoría Superior de la Federación, la SEMARNAT es una secretaría totalmente incompetente.

    La política que facilita el crecimiento de la industria automotriz se contradice con la falsa política ambiental de restricción de Tránsito como el Hoy No Circula. 

    Captura de pantalla 2016-03-18 a la(s) 15.23.09

    Regeneración, 18 de marzo de 2016.-El miércoles por la tarde, Enrique Peña Nieto instruyó al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para que a la brevedad se establezca una Norma Emergente de Verificación. Esto en el marco del cuarto día consecutivo de Contingencia ambiental que vivió la Ciudad de México luego de 14 años de no tener que aplicar la alerta. Sin embargo, muchos dudan que la Semarnat pueda con el encargo.

    Rafael Pacchiano es esposo de la estratega de imagen del Presidente Enrique Peña Nieto, Alejandra Lagunes Soto Ruiz. Y no tiene en su haber, antes de ser titular de la Secretaría de Medio Ambiente, ninguna formación ni vínculo en lo referente al tema. Se trata de un ingeniero mecánico electricista, con experiencia en la producción de autobuses, camiones y tracto camiones, que había sido gerente para la iniciativa privada, además de diputado plurinominal del Partido Verde Ecologista de México, partido señalado por instancias internacionales como falsamente ecologista.

    Cuando en el año 2006, se casó con la hoy coordinadora de la estrategia digital nacional de la presidencia, Pacchiano era gerente de desarrollo de la marca automotriz BMW. Antes fue gerente regional de ETMS Pfizer PGP México y consultor en Booz-Allen & Hamilton de México.

    Hoy Pacchiano trabaja como “personal de confianza”, y como secretario de estado su sueldo es, según el Portal de Obligaciones de Transparencia, de 205 mil 122 pesos mensuales, sumando el sueldo base y las compensaciones. Además recibe más de 10 mil pesos mensuales como apoyo para gastos de vehículo.

    El también aficionado a los relojes Rolex, es considerado como parte de la llamada “telebancada”, llamada así por su cercanía con Televisa y TV Azteca, cuyos curules se entregaron a hermanos y esposos. Su esposa, Alejandra Lagunes, es conocida por dirigir la imagen de políticos como Eruviel Ávila, además del hoy presidente mexicano, y Luis Videgaray Caso.

    lagunes-pacchiano

    Lagunes fue considerada el 27 de junio del 2012, por el periódico inglés The Guardian, como una de las líderes del equipo “Handcock”, una unidad secreta de Televisa que posicionó la imagen de Peña Nieto en los medios de comunicación mexicanos. El medio inglés probó con documentación de diversa índole, que filiales de Televisa y ejecutivos de esa empresa pusieron a sus empleados a trabajar en beneficio de Peña Nieto.

    México enfrenta una crisis ambiental sin precedentes. Con sus recursos naturales amenazados por megaproyectos sin apego a normatividades, cuyas operaciones violan derechos humanos de comunidades, y que están protegidos por las propias reformas estructurales de Peña Nieto. La temática ambiental no parece ser una prioridad para el gobierno mexicano. Por el contrario, parece estar encargado de saquear cuantos recursos naturales le permitan los sexenios.

    En esta tónica es de destacar el enorme recorte del Gobierno Federal al gasto público de la Semarnat (donde se incluye la Conagua y otros organismos descentralizados) que fue de los 67 mil 976 millones de pesos para la gestión del año 2015, a los 57 mil millones de pesos para la del año 2016.

    Y este año, la Auditoría Superior de la Federación, concluyó que la Semarnat “no ha gobernado el problema público”, ya que sus acciones de control, prevención, restauración, protección y preservación, en coordinación con sus delegaciones de la Ciudad de México y los estados, no han logrado revertir la tendencia de contaminación ambiental.

    La Semarnat ha reportado una enorme deficiencia, según la ASF, en la operación de los sistemas implementados para registrar e integrar información clara, confiable oportuna y suficiente para formular políticas ambientales. Además “Es incapaz de prevenir la contaminación ambiental y la restauración de la calidad del aire, suelo y agua que permitan la adecuada toma de decisiones y la rendición de cuentas, lo que puede poner en riesgo los recursos naturales y su sustentabilidad”, señala el informe.

    Esto se concluyó luego de que se analizaran los datos sobre autorizaciones de emisiones de contaminantes atmosféricos, los programas para mejorar la calidad del aire, las autorizaciones para la gestión integrada de residuos peligrosos y los mecanismos de colaboración entre la Semarnat y otros estados.

    Ante la gravedad de la Contingencia que se vivió en la capital del país los últimos días, una de las medidas emergentes propuestas por Peña Nieto es endurecer la verificación vehicular. El problema del aire, producto de múltiples factores como son la sobrepoblación, la centralización de los servicios y la falta de oportunidades de crecimiento y calidad de vida de las zonas más empobrecidas, se ha visto atacado focalizando la atención sólo al transporte. Una de las industrias más favorecidas, y cuyo crecimiento dentro de la economía es constante  en especial gracias a la gestión de Peña Nieto, con ventas que alcanzaron su máximo histórico el año pasado, según la Asociación Mexicana de la Industria automotriz. Desde el 2012, la industria automotriz aumentó la cantidad de inversión directa extranjera, por 13 mil 549 millones de dólares, 14% más en estos tres años que en todo el sexenio de Felipe Calderón.

    Por un lado se favorece la penetración de la industria automotriz en México, y se abren las posibilidades crediticias para la adquisición de automóviles, (aumentando también la cantidad de obras de construcción de vialidades concesionadas a empresas extranjeras o en procesos carentes de transparencia) y por el otro se aplican medidas de restricción de tránsito que fomentan la compra de más automóviles. El problema ambiental, por supuesto, permanece sin soluciones viables.

     

     

    Fuente: Sin embargoNexosContralínea