Compartir

El alcalde de Pahuatlán, Puebla, Arturo Hernández Santos, instaló medidores de agua en las viviendas para otorgar la prestación del servicio a una empresa privada

 

Por Leticia Ánimas Vargas

Regeneración, 19 de junio de 2018.- La posible privatización del servicio de agua potable “disfrazada con un proyecto de ampliación de la red”, provocó el rechazo de pobladores de Pahuatlán, Puebla, quienes demandaron que el alcalde Arturo Hernández Santos transparente la obra que se realiza en la cabecera municipal y acordaron constituir un comité en defensa del líquido vital.

Se llevó a cabo una asamblea informativa en el centro de este Pueblo Mágico, convocada tras conocerse la supuesta intención del presidente municipal de instalar medidores en las viviendas como consecuencia de la aceptación de su administración de otorgar la prestación del servicio a una empresa privada.

Pero lo que más ha hecho crecer la inconformidad es el hecho de que hasta la fecha Arturo Hernández Santos se ha negado a dar a transparentar el proyecto de ampliación de la red de agua potable que ejecuta una empresa de la que nadie conoce su nombre, pero tiene sus oficinas en el edificio de un hospital que nunca pudo usarse por haber sido construido en una zona de riesgo.

LEER MÁS:  La compra de votos en Puebla

Los trabajos, indicaron algunos de los participantes en la asamblea, iban a iniciar en el barrio de Chilpotla que cuenta con su propio manantial y hasta la fecha nunca ha tenido problemas de abastecimiento, pero fue rechazado por los pobladores.

Ellos, dijeron, le pidieron al alcalde que les diera a conocer el expediente de la obra, pero les condicionó a entregarles únicamente la parte que corresponde al barrio y no el de toda la cabecera, por lo que las sospechas de que quiere privatizar el servicio de agua potable, crecieron.

“Estamos unidos por una preocupación común que es el agua. Ya están cambiando la tubería. Moreno Valle hizo una reforma para privatizar el agua. Pahuatlán es uno de los 145 municipios del estado que aceptaron esta iniciativa. Urge organizarnos ante lo que se avecina. Hay mucha codicia sobre nuestro territorio, ahí está el gasoducto, la minería. Dicen que el estado va administrar el agua, nos quieren disfrazar que se la van a entregar a las empresas y a nosotros dárnoslas a cuenta gotas. Nuestra preocupación no debe ser menor”, aseguraron.

LEER MÁS:  Morena en alerta por posible fraude con plurinominales en Puebla

Por su parte, el presidente municipal difundió un volante en el que niega que el agua se vaya a privatizar, y que los trabajos tienen el objetivo de rehabilitar la red que consta de mil 100 tomas, ante las anomalías que presenta y que provocan una pérdida del 40 por ciento del líquido.

Los pobladores rechazaron esta versión y aseguraron “pues nunca vamos a encontrar la palabra privatización como tal, pero dársela a una empresa para que la administre es lo mismo”.

De paso, los inconformes señalaron que desde hace muchos años, la familia del presidente municipal Arturo Hernández Santos habita en el predio donde está el tanque de captación de agua de la cabecera, que es propiedad pública, debido a que se lo habrían prestado a su padre, quien trabajaba como velador en el ayuntamiento y le exigieron que lo devuelva.

LEER MÁS:  Grupo de choque durante elecciones en Puebla, usó camioneta del gobierno

“Nadie le puede creer lo de su preocupación por incrementar el abastecimiento del agua, porque de serlo usted ya le hubiera entregado al pueblo el predio que ocupa la casa donde usted se crió, que le fue prestada a su señor padre por el presidente en funciones para ejercer de velador. Ahí se puede hacer un tanque suficientemente amplió que abastezca a la cabecera. Así que el pueblo le pide entregue lo que es del pueblo”, exigieron.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook