Un juez impuso una pena de 541 años de cárcel para Jesús Valdez Orozco uno de los secuestradores de Fernando Martí.

Secuestrador de Fernando Martí recibe sentencia de 541 años de prisión

Regeneración, 12 de septiembre del 2021. Uno de los secuestradores del hijo del empresario Alejandro Martí, Fernando Martí, fue sentenciado a 541 años.

El miembro de la banda de secuestradores conocidos como La Flor, es acusado de al menos 10 plagios.

Jesús Valdez Orozco también conocido como El Ojos de Perro, fue declarado culpable por los delitos de delincuencia organizada y secuestro agravado.

El juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México encontró culpable a El Ojos de Perro. Por lo que, también se le impuso una multa de 28 mil 331 días de multa.

LEER MÁS:  Video: Grupo armado disfrazado como agentes de FGR secuestra a niño en Yucatán

Fernando Martí fue secuestrado en 2008

La banda criminal a la que pertenecía Valdez Orozco era también conocida como Los Niños o Los Petricciolet. Este grupo criminal tenía una gran capacidad de recursos económicos para realizar los secuestros.

El plagió del hijo menor de edad del empresario, Alejandro Martí, ocurrió el 4 de julio del 2008 y fue encontrado sin vida 58 días después de su secuestro.

De acuerdo con las autoridades el cuerpo de Fernando Martí fue encontrado en la cajuela de un automóvil con reporte de robo.

El vehículo fue encontrado en la colonia Villa Panamericana en la alcaldía Coyoacán, Ciudad de México.

Valdez Orozco se encuentra actualmente preso en el Centro Federal de Readaptación Social número 4, conocido como El Noroeste, el cual se encuentra ubicado en El Rincón, Nayarit.

LEER MÁS:  Video: Grupo armado disfrazado como agentes de FGR secuestra a niño en Yucatán

Los Petricciolet operaban principalmente en la Ciudad de México y el Estado de México entre 2007 y el 2010.

El 17 de julio del 2010 la extinta Procuraduría General de la República (PGR) solicitó la aprehensión de Valdez Orozco; el 21 de julio de ese mismo año se cumplimento la detención del secuestrador.